GRUPO DE TRABAJO Nº 10

PROTOCOLO DE KYOTO Y COMPROMISOS DE REDUCCIÓN

Las organizaciones sociales de Bolivia en la Pre – Conferencia de los pueblos y naciones indígenas, originario campesinos, comunidades interculturales, organizaciones sociales de Bolivia realizada en la ciudad de Cochabamba el 29 y 30 de marzo del 2010, establecemos que:

  1. Rechazamos y condenamos el intento de imposición del mal llamado “Entendimiento de Copenhague” por no ser un resultado oficial de la COP 15, por atentar y  violar los derechos de la Madre Tierra, por no respetar los derechos y las voces de los países en desarrollo, de los pueblos y naciones indígenas, originario campesinos, comunidades interculturales, organizaciones sociales de Bolivia y del Mundo.
  2. Exigimos la revisión y enmienda del Protocolo de Kyoto para la inclusión de la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos Indígenas y la efectiva participación con voz y voto de los pueblos y naciones indígenas, originario campesinos, comunidades interculturales, organizaciones sociales de Bolivia y del Mundo.
  3. Reconocemos al Protocolo de Kyoto como el instrumento legal vinculante en la comunidad internacional que ha sido firmado y ratificado, como norma aceptada por los países. Por ello exigimos su cumplimiento inmediato a todos los países desarrollados, en la reducción de sus gases de efecto invernadero, para contrarestar el cambio climático y salvar a nuestra Madre Tierra. 
  4. Por eso, llamamos a los países desarrollados a la reducción del 50% de GEIs para el segundo periodo de compromisos del Protocolo de Kyoto, que debe iniciarse el 2013. En este siglo el incremento de la temperatura máxima que debe alcanzar la Madre Tierra debe estar por debajo de 1ºC, concentrándose como limite máximo las 300 partes por millón.
  5. Planteamos la creación de un Concejo Global de Defensa de la Madre Tierra a la cabeza de los países menos contaminantes y sobre todo de los pueblos y naciones indígenas, originario campesinos, comunidades interculturales, organizaciones sociales, como un Mecanismo de Control para la verificación del efectivo y real cumplimiento de los compromisos de reducción de los países del Anexo1.
  6. Los pueblos del mundo rechazamos los mecanismos de flexibilidad u otros que desvirtúen las reales y efectivas reducciones de gases de efecto invernadero de los países desarrollados y demandamos conocer información transparente y pura de sus reducciones domésticas.
  7. Los criterios mínimos de aplicación a momento de establecerse los compromisos de reducción deben basarse en: 1) la deuda climática histórica de los países contaminantes 2) la liberación del espacio atmosférico que los países que menos hemos contaminado necesitamos para nuestro desarrollo 3) el daño ocasionado a la Madre Tierra.