Objetivo del grupo en términos de debate y producto

  • Identificar las principales amenazas e impactos del cambio climático en los distintos sectores y comprender sus implicaciones sociales, económicas y ambientales.
  • Evaluar las orientaciones específicas y la potencial magnitud y las dimensiones que tendrán las acciones de adaptación en cada aspecto identificado.
  • Determinar los mecanismos a ser utilizados para garantizar el resarcimiento del daño y las perdidas en las oportunidades de desarrollo generados por el cambio climático. 
  • Discutir la disyuntiva entre los resultados esperados para la adaptación y el Entendimiento de Copenhague y establecer si todas las pérdidas económicas, pasadas, presentes y futuras que sufren por el cambio climático los países pobres y fundamentalmente la Madre Tierra es recogido en este “Acuerdo” y si es suficiente para los países pobres.

Principales cuestiones a discutir por el grupo

  • ¿Cuáles son las principales amenazas del cambio climático y qué implicaciones tienen éstas para el desarrollo de procesos de adaptación en los sistemas humanos y naturales?
  • ¿A quiénes afecta más los impactos de cambio climático?
  • ¿Cómo garantizamos el resarcimiento del daño y las pérdidas de oportunidades de desarrollo?
  • ¿Como debería cuantificarse el aporte de los países  desarrollados por concepto de la deuda de adaptación?.
  • ¿Cómo podemos encarar los impactos de los fenómenos a los que los sistemas naturales y humanos no pueden adaptarse y que conllevan importantes pérdidas?
  • ¿Cuál es la influencia de la adaptación en el desarrollo sustentable?
  • ¿La adaptación puede ser considerada una herramienta para fomentar la armonía con la Madre Tierra?
    • ¿ Es la adaptación en si misma la solución para los países en vías de desarrollo para enfrentar el cambio climático?.
    •  ¿Que medidas políticas internacionales se deberían asumir  para que la Madre Tierra sea menos vulnerable al cambio climático ya existente?.

Antecedentes

Los impactos del Cambio Climático

Debido a la emisión excesiva de los Gases Efecto Invernadero (GEI), la Madre Tierra ya cuenta con una concentración de los GEI de 387 partes por millón (ppm), lo cual es preocupante porque los niveles mayores a 350ppm significan un riesgo para la Madre Tierra. Estos niveles de concentración influyen directamente sobre la elevación de la temperatura. Estudios muestran que superando las concentraciones de GEI por encima de 400 ppm la probabilidad de llegar a los 2 grados centígrados es muy elevada (Hadley Center, 2004 y 350.org, 2010).

Los impactos de estos altos niveles de concentración ya se están dejando sentir en los distintos lugares del planeta, y de distintas formas, entre los cuales están sequías, inundaciones, retracción de glaciares, aumento del nivel del mar causando inundación de islas y países costeros con aéreas inundables, aumento de enfermedades vectoriales, alteraciones en la distribución y composición de los ecosistemas, con pérdidas en la diversidad genética y en la disminución de la productividad agrícola, así como stress hídrico, entre los más importantes.

Los impactos del cambio climático no sólo se limitan a afectar los sectores arriba mencionados, sino en general ponen en riesgo la economía y el desarrollo de los países, inclusive generando problemas a nivel de grandes migraciones lo que puede provocar otro tipo de presiones y confrontaciones. 

http://www.ipcc.ch/publications_and_data/publications_and_data_technical_papers_climate_change_and_water_spanish.htm

Si bien la Convención marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), establece una lista de los países más vulnerables a los impactos del cambio climático en su artículo 4.8, en realidad todos los países en desarrollo son vulnerables, y en especial los más pobres dentro de cada país, los indígenas, las mujeres, las personas que dependen de ecosistemas que están siendo afectados por el cambio climático, aquellos países insulares, mediterráneos y también con ecosistemas de montaña.

Adaptación a los impactos

El proceso de adaptación al cambio climático, según las CMNUCC, supone la creación de un conjunto de mecanismos y acciones para desarrollar las capacidades para enfrentar de forma anticipada a los impactos del cambio climático. El punto de partida consiste en la comprensión del comportamiento del cambio climático y cómo diferentes ecosistemas (sociales y ecológicos) responden al mismo. En esta dirección, la adaptación al cambio climático debe ser realizada contemplando por lo menos los siguientes aspectos: 

  • Adaptación de los sistemas naturales, que consiste en la reducción de los impactos del cambio climático sobre los ecosistemas y los servicios ecológicos que estos suministran (por ejemplo, adaptación de los recursos hídricos y bosques).
  • Empleo de recursos naturales para la adaptación, que significa la utilización de los recursos naturales para que las poblaciones locales y la sociedad en general se adapten a los cambios inevitables del calentamiento global, a través de procesos de desarrollo integral y sustentable de los mismos (por ejemplo,  adaptación de la seguridad y soberanía alimentaria al cambio climático).
  • Adaptación sanitaria al cambio climático, que tiene que ver con la reducción de la vulnerabilidad de la salud humana ante la incidencia y prevalencia de las enfermedades sensibles a la variabilidad y al cambio climático.
  • Adaptación de los asentamientos humanos y gestión de riesgos.

 Algunas definiciones relevantes para la adaptación

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (PICC) definió los siguientes conceptos:

  • Vulnerabilidad al cambio climático: Grado en que los sistemas son susceptibles a los efectos adversos del cambio climático o incapaz de hacerles frente, y, en particular, la variabilidad del clima y los fenómenos extremos. La vulnerabilidad está en función del carácter, magnitud y rapidez del cambio climático, y de las variaciones a las que el sistema está expuesto, su sensibilidad y su capacidad de adaptación.
  • Adaptación al cambio climático: Ajuste de los sistemas naturales o humanos en respuesta a estímulos climáticos actuales o esperados o a sus efectos. Gracias a los mecanismos de ajuste, es posible moderar los daños o aprovechar oportunidades beneficiosas. (Marco d Políticas de Adaptación, PNUD, , 2006)
  • Capacidad de adaptación: Capacidad de un sistema de ajustarse al cambio climático (en particular a la variabilidad climática y los fenómenos climáticos extremos), con el objeto de moderar daños potenciales, sacar provecho de las oportunidades, o hacer frente a las consecuencias.

 Los costos de la adaptación

Los costos de adaptación suponen, por una parte, costos de inversión para prevenir mayores desastres y adaptar a los sistemas naturales y humanos a situaciones adversas, y por otra parte, la compensación de los costos derivados de los impactos adversos que ya se presentan, las cuales son imposibles de evitar. Se ha estimado que el costo de adaptación es muy alto y seguirán incrementándose en medida en que aumente la concentración de gases GEI en la atmosfera. 

Se deben considerar también los costos de adaptación para que la Madre Tierra reduzca sus condiciones actuales de vulnerabilidad y pueda “reponer” sus recursos.

Existen muchos estudios sobre costos de adaptación, los cuales difieren mucho entre sí, pero queda muy claro que los costos son muy altos, y que además seguirán incrementándose en medida que aumenta la concentración de gases GEI en la atmosfera. Ya se están estimando costos en el orden de los trillones de dólares. Estos costos deben cubrir: costos de evitar impactos negativos, costos actuales de resarcimiento de daño, y costos de oportunidad, es decir el desarrollo que se pudiera haber tenido sin el impacto del cambio climático. (PNUD, Informe sobre Desarrollo Humano 2007-2008). Se sugiere revisar:

A pesar de las necesidades urgentes para adaptación, actualmente el fondo de adaptación –dependiente de un 2% de las ganancias de los proyectos del Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) – es el único que existe en el marco de la Convención y del Protocolo de Kioto, y es totalmente insuficiente para atender las necesidades reales de los países en desarrollo y en la actualidad no ha completado los procesos debidos para su implementación.  

La Conferencia de las Partes, en el marco de la Convención, crea también fondos especiales para respaldar la adaptación: (1) el Fondo para los Países Menos Adelantados (FPMA) y (2) el Fondo Especial de Cambio Climático (SCCF), (ref: http://unfccc.int/cooperation_and_support/financial_mechanism ) que entre otros temas (mitigación, tecnología, diversificación económica) financia proyectos de adaptación, los cuales son completamente insuficientes y burocráticos en su acceso.

Deuda de adaptación

La deuda de adaptación se la puede definir como la compensación que deben los países desarrollados por el costo total de la adaptación en los países en desarrollo, causada por su sobre consumo del espacio atmosférico por una parte, porque contando con el 20% de la población mundial, emitieron el 75% de las emisiones históricas; y por los costos históricos que los países en vías de desarrollo están sufragando por los impactos del cambio climático.

Más información sobre la deuda de adaptación:

Impactos de cambio climático y desarrollo sustentable

Los impactos del cambio climático influyen negativamente sobre el desarrollo sustentable de los países en desarrollo:

1)    Los desastres naturales y los impactos crónicos retrasan el desarrollo y el cumplimiento de los objetivos del milenio:

2)    Debido a la desproporcionada emisión de gases de efecto invernadero, los países en desarrollo están condenados a enfrentar los efectos de los cambios climáticos y obligados a afrontar sus impactos, además de implementar medidas de adaptación aún sin ser responsables de su causa. Por estas razones los países en desarrollo se ven obligados a destinar una parte considerable de sus fondos para desarrollo hacia la atención de desastres y de los impactos del cambio climático. Para compensar todos estos gastos y las pérdidas de costos de oportunidad para el desarrollo, los países desarrollados deben resarcir la deuda de adaptación como parte de su deuda climática, (la Deuda Climática será tratada en el Grupo de Trabajo Nº 8 sobre Deuda Climática). La Deuda de Adaptación vista en perspectiva, significa la compensación que los países en vías de desarrollo deben recibir por parte de los países desarrollados, por todos los gastos contraídos para enfrentar los impactos del cambio climático y los costos de la limitación de su desarrollo.

3)    Además hay que tomar en cuenta que el desarrollo también se retrasa debido al espacio atmosférico reducido con que pueden contar ahora los países en desarrollado, aspecto que se discute ampliamente en el grupo de Deuda Climática.

 Adaptación en las negociaciones sobre cambio climático

La adaptación es un tema que está presente en las negociaciones desde el inicio de la CMNUCC, toda vez que resulta un compromiso asumido tal y como se evidencia de las distintas disposiciones legales de la Convención, y otros documentos complementarios.

  • Una descripción de los distintos elementos y procesos de negociación se encuentra en: UNFCCC Post-2012 Negotiations and the Nairobi Work Program on Adaptation: http://www.ipcc-wg2.gov/AR5/extremes-sr/ScopingMeeting/PRESENTATIONS/Nassef_ppt_Mar23_09.ppt
  • Los países desarrollados han asumido compromisos para proporcionar recursos financieros nuevos y adicionales para cubrir los costos de adaptación en los artículos  4.3, y 4.4, 4.8 de la Convención
  • En el Protocolo de Kioto mediante el artículo 12.8 se destina parte de los fondos procedentes de las actividades de proyectos hacia el “Fondo de Adaptación”.
  • En 2001, en la Conferencia de las Partes 7, Marrakech, se identifican 14 actividades relacionadas con la adaptación para ser respaldadas y trabajadas. Ej: mejorar la capacidad técnica para las evaluaciones integradas del impacto, la vulnerabilidad y la adaptación al cambio climático; fomentar la transferencia de tecnologías de adaptación; establecer proyectos piloto de adaptación y brindar respaldo a las redes de observación y monitoreo y a los sistemas de alerta temprana de los países en desarrollo, ref. 5/CP.7.
  • También se aprueba un programa de trabajo para hacer frente a las necesidades de los Países menos adelantados (decisiones 28/CP.7 y 29/CP.7), estableciéndose un proceso para desarrollar Programas nacionales de acción para la adaptación (NAPAs, por sus siglas en inglés), que identifican las actividades prioritarias para responder a necesidades de adaptación urgentes e inmediatas); y se crea Grupo de Expertos para los Países Menos Adelantados (GEPMA) para apoyar los procesos de elaboración e instrumentación de los NAPAs.
  • En la CP 10, se establecen dos procesos complementarios para la adaptación (1/CP.10, Programa de trabajo de Buenos Aires sobre adaptación y medidas de respuesta): uno, enfocado en mejorar la comprensión y evaluación de los impactos, la vulnerabilidad y la adaptación por los países, y ayudar en la toma de decisiones sobre una base científica, técnica y socioeconómica sólida (conocido como el Programa de Trabajo de Nairobi de cinco años, NWP – por sus siglas en inglés, (2005-2010) trabajado en el Organo Subsidiario de Asesoramiento Técnico Científico (SBASTA por su sigla en ingles); el otro, orientado a tomar medidas concretas de instrumentación para mejorar la información y las metodologías, las actividades concretas de adaptación, la transferencia de tecnología y la creación de la capacidad, trabajado en el Organo Subsidiario de Implementación (SBI por su sigla en inglés).
  • Buenos Aires programme of work on adaptation and response measures: http://unfccc.int/resource/docs/cop10/10a01.pdf#page=2.
  • En la Conferencia de las Partes 11 el Programa de Trabajo de Nairobi (Decisión 2/CP.11) tiene cinco años de duración (2005 – 2010), es ejecutado en dos fases,  y se enfoca en los siguientes tópicos: métodos y herramientas, datos y observaciones, modelación climática, escenarios y reducción de escala, riesgos climáticos y eventos extremos; información socioeconómica, planificación de la adaptación y prácticas, investigación, tecnologías y diversificación económica.
  • Update on the Implementation of The Nairobi Work Programmehttp://unfccc.int/files/adaptation/adverse_effects_and_response_measures_art_48/application/pdf/final_brochure_nairobi_work_programme_web.pdf
  • En la Conferencia de las Partes 12 Montreal, Canadá, se trabajó métodos y herramientas, datos y observaciones, modelación climática, escenarios y reducción de escala, riesgos climáticos y eventos extremos; información socioeconómica, planificación de la adaptación y prácticas, investigación, tecnologías y diversificación económica: 2/CP.11:

http://unfccc.int/resource/docs/2005/cop11/eng/05a01.pdf#page=5

  • Para conducir el proceso, se creó un grupo de trabajo especail en virtud de la Convención, denominado Grupo de Trabajo Ad Hoc sobre la cooperación a largo plazo en el marco de la convención (GTE-CLP).
  • En Bali, la Conferencia de las Partes 13  adopta (decisión 1/CP.13) el Plan de Acción de Bali (BAP por sus siglas en inglés) como marco para definir el proceso de negociación del futuro régimen climático que debía ser completado para el 2009. En él, identifica la necesidad de fortalecer la acción en adaptación, incluida la provisión de recursos financieros, inversión y tecnología, para respaldar la implementación de la adaptación.
  • Plan de acción de Bali:  http://unfccc.int/resource/docs/2007/cop13/eng/06a01.pdf#page=3.
  • Una descripción histórica del proceso de negociación sobre adaptación se encuentra en el capítulo 2 y anexo 2 de “Adaptación al cambio climático: el nuevo desafío para el desarrollo en el mundo en desarrollo”, http://www.undp-adaptation.org/undpcc/files/docs/publications/submited/UNDP_Adaptation_final_sp.pdf

Las negociaciones en GTE-CLP

El GTE-CLP se reunió en ocho oportunidades con la finalidad de consensuar un documento para la CP15, sin embargo simplemente se llegó a enviar un texto no consensuado en el cual se incluye el tema de adaptación.

  • El último documento de trabajo sobre adaptación antes de Copenhague: non paper 53:

http://unfccc.int/files/meetings/ad_hoc_working_groups/lca/application/pdf/awglcaadaptnp53061109.pdf

Especialistas hacen un análisis sobre este proceso, y encuentran que el enfoque trata demasiado sobre el estudio de la adaptación, y demasiado poco sobre las acciones realmente necesitadas:

El apoyo a la adaptación por parte de los países desarrollados, aparte de financiero debe ser también de transferencia de tecnología, información, acceso a conocimientos y el desarrollo de capacidades. Estos elementos complementarios se trabajan en grupos paralelos bajo las negociaciones de LCA, y también son atendidos por otros grupos de trabajo para la Conferencia de los Pueblos.

Entendimiento de Copenhague

El tema de la adaptación se aborda en el párrafo 3 del Entendimiento de Copenhague, mientras que los aspectos financieros vinculados a este tema se encuentran en al párrafo 8.

(ver http://unfccc.int/files/meetings/cop_15/application/pdf/cop15_cph_auv.pdf )

3.     La adaptación a los efectos adversos del cambio climático y los impactos potenciales de las medidas de respuesta son un reto que enfrentan todos los países. Se necesita con urgencia reforzar la actuación y la cooperación internacional en materia de adaptación para garantizar la aplicación de la Convención, para facilitar y apoyar la aplicación de las medidas de adaptación dirigidas a reducir la vulnerabilidad y la resiliencia en los países en desarrollo, especialmente en aquellos que son particularmente vulnerables, y sobre todo en los países menos adelantados, los estados insulares en desarrollo y África. Estamos de acuerdo en que los países desarrollados deberán proporcionar tanto recursos financieros adecuados, predecibles y sostenibles, como la tecnología y la creación de capacidad para apoyar la aplicación de medidas de adaptación en los países en desarrollo.

Haciendo una comparación con todas las pérdidas económicas que los países pobres están sufriendo por el cambio climático y las necesidades de adaptación, así como la necesidad de proteger los ecosistemas naturales y la Madre Tierra, se puede notar que el Entendimiento de Copenhague es muy limitado y no responde a los puntos relevantes sobre adaptación. Asimismo, el Entendimiento de Copenhage pretende “obligar” a los países en vías de desarrollo a asumir la obligatoriedad de la adaptación, cuando en realidad la obligatoriedad radica en la responsabilidad económica de los países desarrollados para pagar la deuda climática de la adaptación.

De este modo, en Copenhague, los compromisos de los países desarrollados en adaptación son condicionales, ambiguos, inseguros e insuficientes.

  • Según la revista Nature en el artículo “Copenhagen number crunch”:http://www.nature.com/climate/2010/1002/full/climate.2010.01.html existe una distancia considerable entre el financiamiento previsto en el entendimiento de Copenhague para adaptación y la prevención de los impactos mediante mitigación.
  • o   El Entendimiento reinterpreta los compromisos de los países desarrollados de tal forma que  las acciones para adaptación son condicionales, ambiguos e inseguros: “Comments on  theCopenhagen Accord”:Summary South Centre Informal Note 52: www.southcentre.org/index.php?option=com_docman&task=doc
  • Pakistán mandó unas preguntas críticas al secretariado de la CMNUCC, entre las cuales varias están relacionadas con adaptación:

www.twnside.org.sg/title2/climate/…/climate20100205.htm

 

(La temática de financiamiento en general para el Cambio Climático, será abordada principalmente en el Grupo de Trabajo Nº 12 sobre financiamiento).

Un elemento de trascendencia a considerar es que el Entendimiento de Copenhague se basa en un límite de temperatura de 2ºC, lo cual podría llevar a implicaciones negativas de impactos del cambio climático importantes. Por ende eso podría generar mayores y más grandes necesidades para la Adaptación. Lo cierto es que ese umbral de temperatura significa un nivel de concentración de emisiones de dióxido de carbono de cerca a 550 ppm (partes por millón), permitiéndose aproximadamente 163 ppm adicionales respecto a las concentraciones actuales y más de 250 ppm respecto a las emisiones de los años 1990 (Paz O, 2009 La Trampa de los 2°C, Plataforma de la Sociedad Civil frente al Cambio Climático, http://cambioclimatico.org.bo )

Posiciones de algunos países y/o grupos de países sobre el tema de la Adaptación en el marco del GTE-CLP (varios boletines  en http://www.iisd.ca/climate/)

El G77 y China y el Grupo Africano marcaron el hecho de que se debe establecer compromisos vinculantes para los países desarrollados así como las acciones que estos deben realizar en el corto, mediano y largo plazo. Asimismo, señalan con énfasis que las acciones de adaptación en los países en vías de desarrollo deberían ser apoyados por los países desarrollados en línea con lo que establece la CMNUCC.

La Unión Europea puso de relieve que el tema de la adaptación debería concentrase o enfocarse en los países en vías de desarrollo más vulnerables y una vez más se opuso a  referencias a los impactos de las medidas de respuesta y a las emisiones históricas. Este planteamiento fue fuertemente cuestionado por varios países en vías de desarrollo por considerarlo inadecuado y por no tener equidad.

Un tema que constantemente fue discutido es el relativo a establecer niveles o escalas de vulnerabilidad, lo cual constantemente también fue rechazado por varios países en vías de desarrollo, en ese marco la China marco posición en sentido de oponerse a establecerse criterios de vulnerabilidad basados en las circunstancias nacionales, capacidades técnicas y financieras, niveles de riesgo e impactos, así como en los niveles de pobreza.

Otro tema de discusión en este acápite se refirió a la integración de la adaptación en los procesos de desarrollo de los países. Algunos países mostraron su preocupación sobre lo controversial de éste criterio.

Se plantean sugerencias sobre los montos de recursos que deberían ser manejados para fortalecer la adaptación, los cuales deberían provenir de los países desarrollados como un porcentaje de su PIB.

Las cuestiones relacionadas con la reducción de riesgos fue otro tema de  discusión ya que en general los países insulares plantearon que se establezca una ventana específica dentro del mecanismo financiero. Algunos países en vías de desarrollo se animaron a plantear porcentajes con los cuales los países desarrollados deberían aportar como parte de su ¨PIB y que de estos una mayoría sean dirigidos a la Adaptación.

El G77 y China (representado por Filipinas) está poniendo énfasis en el hecho de que la adaptación no debe aparecer como una obligación para los países en desarrollo y menos que esto sirva para que los países en desarrollo tengan que ser objeto de preparación, monitoreo y revisión de sus planes nacionales de acción para la adaptación. En ese contexto el G77 y China establece que debe existir un cambio de lenguaje y el cumplimiento de la CMNUCC con relación a la transferencia de recursos de los países del Anexo II hacia los Países no incluidos en el Anexo I.

La posición de los Estados Insulares en Desarrollo (AOSIS, en su denominación tradicional en inglés), tiende a que el capítulo de adaptación debería, entre otros, incluir arreglos institucionales flexibles; y también  compromisos obligatorios para el financiamiento. AOSIS apoya la creación de un mecanismo para adaptación que facilite y coordine el acceso por parte de los países en desarrollo al financiamiento.

Un conjunto de países latinoamericanos han planteado que el marco de la adaptación debe ser flexible y que debe ser capaz de cubrir los impactos actuales como los futuros. También se plantean posiciones sobre reconocer los impactos sobre los pueblos indígenas y reconocer la capacidad ancestral de éstos para la adaptación, así como reconocer como tema base de vulnerabilidad los impactos sobre los ecosistemas.