Objetivo del grupo en términos de debate y producto

  • Desarrollar una propuesta que promueva el fortalecimiento de la conservación de bosques naturales, el manejo integral para la conservación y la gobernanza forestal, reconociendo los derechos y capacidades de las comunidades indígenas y poblaciones que viven y dependen del bosque, asi enfrentar adecuadamente los problemas del cambio climático.
  • Analizar a la luz de esta propuesta los planteamientos del Entendimiento de Copenhagen.

Principales cuestiones a discutir por el grupo

  ·         ¿Cuales deben ser los elementos esenciales (mecanismo, participación, financiamiento y otros) de una propuesta de manejo  integral y sustentable de los bosques que superen concepciones insuficientes?.

·         ¿Cuáles son las visiones, conocimientos y practicas distintas a las concepciones extractivistas, economisistas, y mercantiles de los bosques, que podrían plantearse como aportes a estrategias de adaptación al cambio climático? Antecedentes:

·         Los Acuerdos de Marrakech bajo la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático relaciona el concepto de bosques con una serie de parámetros cuantitativos y morfológicos de la vegetación, concluyendo que los bosques son formaciones forestales densas, donde los árboles de diversas alturas y el sotobosque cubren una proporción considerable del terreno, o bien en una masa boscosa clara. Se consideran bosques también las masas forestales naturales y todas las plantaciones jóvenes que aún no han alcanzado una densidad de copas de entre el 10 y el 30% o una altura de los árboles de entre 2 y 5 m, así como las superficies que normalmente forman parte de la zona boscosa pero carecen temporalmente de población forestal a consecuencia de la intervención humana. (FCCC/CP/2001/13/Add.1, Decisión 11/CP.7).

Bosques y cambio climático 

·         Entre las múltiples funciones que cumplen los bosques, está la regulación del ciclo de carbono global. La vegetación de bosques y suelos forestales globalmente almacenan el 50%[1] o más del carbono superficial en nuestro planeta y más del doble de carbono presente en la atmósfera[2]. Sin embargo, la deforestación y degradación contribuyen hasta un 20% de las emisiones antropogénicas globales de gases de efecto invernadero. Una gobernanza forestal débil, la marginación de las comunidades que dependen de los bosques, entre otros, son factores importantes que agravan la pérdida y degradación de los bosques.  (http://www.cambioclimatico.org/contenido/cambio-climatico-que-papel-cumplen-los-bosques).

·         Cuando ocurre un evento de deforestación se emite a la atmósfera una cierta cantidad de gases de efecto invernadero (principalmente CO2). La cantidad exacta de gases emitidos varía de un bosque a otro debido a que cada bosque tiene una cantidad determinada de carbono almacenado, dependiendo del clima, del suelo y de otras condiciones biofísicas.  Aún cuando los datos y cifras indican que muchos de los eventos de deforestación ocurren en los países en desarrollo, al analizar estos datos debemos tener en claro y considerar que hay una responsabilidad compartida de los países desarrollados, ya que muchos de estos eventos están ligados, por ejemplo, a la exportación de cereales, de madera, etc hacia éstos países. (CSA, Confederación Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de las Américas, 2009, Preservacion de los bosques y el cambio climático, desafíos y posibilidades para incluir REDD a un acuerdo a partir de 2012).

·         En un viejo árbol de bosque pueden encontrarse hasta 1500 invertebrados viviendo en él, algunas de estas especies pueden ser claves para el desciframiento de misterios científicos. El cambio climático está afectando el equilibrio ecológico del planeta; los bosques no han quedado exentos de este fenómeno, puesto que en ellos se han ocasionado considerables presiones afectando a la vez a toda la comunidad de seres que habitan y dependen de los bosques. La protección de los bosques no significa únicamente salvar muchos árboles es preservar un proceso vital que se inició hace millones de años. (http://www.jmarcano.com/bosques/important/index.html).

El Bosque y los Pueblos Indígenas

·         Los pueblos indígenas tienen un arraigo con los bosques que va más allá de la concepción material de las cosas. “En los seres animados, en particular árboles y animales, encarnan según la cosmovisión indígena multitud de fuerzas benéficas o maléficas; todas ellas imponen pautas de comportamiento que deben ser rígidamente respetadas. Para muchos pueblos, especies determinadas de árboles eran veneradas y protegidas.” (El mundo precolombino , OVIEDO C. Gonzalo. 1992).

El bosque y las negociaciones de cambio climático 

·         Las negociaciones internacionales han desarrollado un particular interés por el recurso forestal, tanto por su capacidad en la reducción de emisiones debidas a la deforestación y degradación, como en su función de sumidero de carbono. En 2001, bajo los Acuerdos de Marrakech de la CMNUCC, se delinean las actividades del uso de la tierra y el cambio del uso de la tierra y silvicultura (UTCUTS), pero sólo se consideran los bosques como sumideros de carbono, por lo que sólo se toman en cuenta la forestación y reforestación.

·         La Conferencia de las Partes de la CMNUCC, realizada en Bali durante 2007 (COP 13), estableció formalmente el denominado mecanismo de Reducción de las Emisiones debidas a la Deforestación y la Degradación (REDD) que  busca reducir las emisiones generando valores monetarios basados en la capacidad de captación de carbono del bosque. (http://www.climatefrontlines.org/es/node/170).

·         Existen diferentes tipos de proyectos REDD, hay aquellos que se basan en el calculo de cuánto carbono se evita que entre en la atmósfera si se deja de talar, quemar y degradar los bosques, cuya cuantificación posteriormente se traduce en una cantidad de emisiones reducidas, los cuales pueden ser certificados para recibir compensaciones de gobiernos que estén dispuestos a pagar por delegar en otros la reducción de sus emisiones de gases de efecto invernadero. El mecanismo de mercado, relacionado muchas veces con REDD, ha tenido numerosas falencias, como la distribución poco equitativa de los fondos, el beneficio particularizado, la complejidad de las certificaciones, la fluctuación de los precios de carbono y en consecuencia de las pérdidas introducidas a los beneficios, etc. (Programa de Naciones Unidas para el Cambio Climático, Oficina Regional para America Latina y el Caribe, diciembre 2009, htp://www.pnuma.org/informacion/).

·         El análisis realizado por la Red del Tercer Mundo del “Acuerdo de Copenhagen”[3], establece que el recurso forestal está considerado bajo la lógica de uso de mercado para las acciones de mitigación. Los países desarrollados, buscan un nuevo mandato en virtud del Convenio para la creación de nuevos mercados[4] basados en mecanismos como el crédito sectorial y el comercio sectorial en los países en desarrollo. Estos mecanismos de mercado también son vistos como mecanismos de compensación para los países desarrollados para llevar a cabo sus acciones de mitigación en los países en desarrollo trasladando la carga de sus obligaciones. (Análisis sobre el Acuerdo de Copenhague, 2009, Red del Tercer Mundo).

·         El Acuerdo en el párrafo 6 menciona REDD plus: “Reconocemos el papel fundamental de la reducción de emisiones procedentes de la deforestación y la degradación forestal y la necesidad de aumentar la absorción de las emisiones de gases de efecto invernadero por los bosques, y estamos de acuerdo en la necesidad de ofrecer incentivos positivos a esas acciones a través del establecimiento inmediato de un mecanismo que incluya a REDD-plus, para permitir la movilización de recursos financieros desde los países desarrollados.” “REDD plus” no quedó definido en Copenhagen, pero lo esencial radica en hacer de los bosques un modo de ganar permisos de emisión; conlleva compensaciones de carbono, más negocios y la autorización de emitir en otros lugares. (“REDDPLUS AT COPENHAGEN. Little Known Scheme Poses Major Dangers for Forests, Adivasis, Other Forest Dwellers”).

·      Durante Copenhagen, REDD se discutió en dos órganos: el Órgano Subsidiario para Asesoría Científica y Tecnológica (SBSTA) y el Grupo de Trabajo de Composición Abierta sobre Compromisos de Largo Plazo (AWG-LCA), sin embargo ni en el texto del Acuerdo ni en el texto de estos otros dos órganos, se han considerado cuestiones básicas, como la inclusión de metas para detener la deforestación o compromisos de financiamiento específicos de largo plazo. No se menciona el principio del consentimiento libre, previo e informado de los Pueblos Indígenas. (www.wikio.es/news).

Las diferentes Propuestas

Se deben acordar compromisos sólidos para reducir las emisiones provenientes de la deforestación y eventualmente detenerla. Un acuerdo de este tipo debe: Asistir a las comunidades que dependen de los bosques proveyendo el necesario apoyo financiero y colaborando en el monitoreo y medición de la deforestación de manera transparente; Incluir los más altos niveles ambientales y sociales, incluyendo la participación democrática y la participación en los beneficios de los trabajadores forestales y de las comunidades dependientes de los bosques. La coherencia con los esfuerzos en el marco de la Convención de Naciones Unidas sobre Biodiversidad es clave para el éxito internacional con un balance justo. (Propuesta de la Confederación Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de las Américas, 2009).

En la mesa de negociaciones se ha puesto en consideración propuestas de pagar a los países en desarrollo por el valor del carbono almacenado en sus bosques. Estas propuestas deben ser analizadas con mayor profundidad, toda vez que incluyen diferentes elementos entre ellos a las plantaciones que aparte de almacenar menos carbono que los bosques naturales, se constituyen en destructoras de bosques nativos. (Adecuar los bosques al cambio climático, 2009, Ministerio de Relaciones Exteriores de Finlandia).

Las medidas que se adopten para un mecanismo deberán integrarse y complementar procesos en marcha tendientes a reformar la gobernanza forestal con el fin asegurar los derechos de los pueblos indígenas y de las comunidades que habitan y dependen de los bosques, propiciar el acceso y la distribución equitativa de beneficios, promover el manejo sostenible de los bosques, la conservación de la biodiversidad y asegurar integridad medioambiental. (Propuesta de boliviana en REDD: http://unfccc.int/files/kyoto_protocol/application/pdf/boliviaredd250409.pdf.)

Debe considerarse que no existe ninguna medida de aplicación universal para adaptar los bosques al cambio climático, por lo tanto, se debe tener la flexibilidad suficiente para poner en práctica las medidas de adaptación más apropiadas tanto regionales como locales. En consecuencia será imprescindible que deba diseñarse políticas aplicando enfoques flexibles que tengan en cuenta el contexto y no se basen en un único mecanismo universal. A escala internacional, la elaboración de políticas sobre la adaptación de los bosques al cambio climático se produce en un punto de intersección de los diversos regímenes de políticas existentes, especialmente aquellos relacionados con los bosques, el cambio climático y la conservación de la diversidad biológica. Se requiere una mayor integración de estos regímenes para fomentar la experimentación y limitar las iniciativas contradictorias, ambiguas o duplicadas. Otro elemento importante es el apoyo continuo a la investigación; los estudios sobre la adaptación de los bosques al cambio climático son relativamente recientes y sólo unos pocos presentan pruebas documentadas del éxito en la aplicación de las distintas estrategias de adaptación. Dada la diversidad de los bosques, se necesitan urgentemente proyecciones del cambio climático más precisa escala regional y local. (Adecuar los bosques al cambio climático 2009, MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES DE FINLANDIA).

Consultas bibliográficas.

(1)          Evaluación de los recursos forestales mundiales 2005: Hacia la ordenación forestal sostenible, Estudio FAO, Montes.

(2)          Propuesta de boliviana en REDD: http://unfccc.int/files/kyoto_protocol/application/pdf/boliviaredd250409.pdf.

(3)          Carta del presidente en Cambio climático: Salvemos al planeta del capitalismo http://minagua.gov.bo/documentos/suplementomedioambiente.pdf.

(4)          http://www.probolivia.net/cambio_climatico.html

(5)          Segunda Comunicación Nacional de Bolivia ante las CMNUCC http://unfccc.int/resource/docs/natc/bolnc2exsums.pdf.

(6)          Discurso de S.E. Don Evo Morales Ayma Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia en el 64º periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 23 de Septiembre de 2009.

(7)          http://www.un.org/ga/64/generaldebate/pdf/BO_es.pdf

(8)          Resolución aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas 63/278. Día Internacional de la Madre Tierra.

(9)          http://www.un.org/es/comun/docs/?symbol=A/RES/63/2

 (10)       CSA, Confederación Sindical de Trabajadores y trabajadoras de las Americas, 2009.


[1]Calculado a partir de Carbono disuelto en superficie marina, biomasa en vegetación, contenido orgánico en suelos y dióxido de carbono en la atmósfera.

[2] Evaluación de los recursos forestales mundiales, FAO 2005.

[3] El debate que incluye el “Acuerdo de Copenhague” será tratado de manera específica en  el Grupo de Trabajo del “Protocolo de Kyoto compromisos de Reducción de Emisiones” de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático y Derechos de la Madre Tierra.

[4] El debate que incluye el mercado será tratado de manera específica en  el Grupo de Trabajo “Peligros del Mercado” de la conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático y Derechos de la Madre Tierra