GRUPO DE TRABAJO 15

PELIGROS DEL MERCADO DE CARBONO

  • Las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) no han reducido, más por el contrario se han incrementado sustancialmente, por lo tanto, el mercado de carbono fracasó en el cumplimiento de su objetivo central.
  • El Mercado de Carbono propicia que los Países Desarrollados evadan la reducción de sus propias emisiones de Gases de Efecto Invernadero (emisiones domesticas) y trasladen sus responsabilidades  a los Países en Desarrollo.
  • El Mercado de Carbono permite a los “Países Desarrollados” negociar  las emisiones de carbono, “a costa de los Países en Desarrollo” que somos los que más sufrimos los efectos de problemas que no hemos causado.
  • El ejemplo de la crisis financiera ha demostrado que el mercado es incapaz de regular el sistema financiero, por lo tanto sería una total irresponsabilidad dejar en manos del mercado el cuidado y protección de la propia existencia de la humanidad y de nuestra Madre Tierra.
  • El Mercado de Carbono genera un gran negocio para los agentes intermediarios, quienes durante años han lucrado con el deterioro del medio ambiente.
  • La competencia y la sed de ganancia sin límites generadas por el Mercado de Carbono están destrozando el planeta, mercantilizando nuestra Madre Tierra y convirtiendo en mercancía: el agua, la tierra, y la vida misma. Absolutamente todo se vende y se compra en el capitalismo, y hasta el propio cambio climático se ha convertido en un negocio”.
  • El Mercado de Carbono esta en función al lucro y no protege el Medio Ambiente ni da Bienestar Social a los Pueblos. Por lo tanto éticamente no representa una alternativa para afrontar el cambio climático.
  • Los países que somos los pulmones del mundo, que preservamos nuestros centros ecológicos evitando la deforestación, exigimos la compensación de forma directa por parte de los países desarrollados y no a través del Mercado de Carbono.
  • Condenamos terminantemente la utilización de “aire caliente” producido por los países de la Ex Unión Soviética (Economías en Transición) para el cumplimiento  de compromisos de los demás Países Desarrollados, puesto que  las mismas no representan el resultado de acciones reales en reducción de emisiones.
  • Rechazamos la creación de nuevos mecanismos que promuevan el mercado de carbono y exigimos acciones efectivas en reducción de emisiones dentro los territorios de quienes han sido históricamente responsables de este fenómeno.
  • En la  Pre – Conferencia De Los Pueblos Indígenas Originarios Campesinos y Organizaciones Sociales De Bolivia Sobre Cambio Climático y Derechos De La Madre Tierra, rechazamos rotundamente el Mercado de Carbono y condenamos cualquier intento de ampliación y creación de nuevos mecanismos como el establecido en el entendimiento de Copenhague, porque “la vida de la humanidad y de la Madre Tierra no se compra ni se vende”,  e instamos a las Organizaciones del mundo unirse a tomar acciones en defensa de la vida y la subsistencia de  la Madre Tierra.