El concepto de “visión compartida” fue introducido por los países desarrollados en el Plan de Acción de Bali (2007) con el objetivo de definir una meta común de todos los países para la estabilización de incremento de la temperatura.

Los países desarrollados y el “Entendimiento de Copenhagen” proponen limitar el incremento de la temperatura promedio mundial a 2º centígrados. La Asociación de Pequeños Estados Insulares (AOSIS), el Grupo Africano y los Países Menos Desarrollados proponen una meta “muy por debajo de un incremento de 1,5ºC”. El Estado Plurinacional de Bolivia plantea que el objetivo debe estar próximo al 1ºC para salvar a toda la humanidad y afectar lo menos posible a la Madre Tierra.

En el curso de las negociaciones, el Estado Plurinacional de Bolivia planteó que la “visión compartida” no podía limitarse a plantear un límite para el incremento de la temperatura, y que debía comprender de manera integral las medidas financieras, tecnológicas y de modelo de “desarrollo” necesarias para alcanzar esa meta.

¿Cuál debe ser el límite de incremento en la temperatura promedio mundial? ¿Qué debemos entender por una “visión compartida” y que elementos debe contener esta?

Este Grupo de Trabajo analizará estas cuestiones y formulará propuestas al respecto.