En los últimos días ha dado mucho que hablar el logo de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra (CMPCC). El diseño fue realizado por Bolivia en su calidad de organizador del evento. La composición del logo, a parte de lo estético, buscó representar tres particularidades de su mensaje:

1)    El mundo desde el sur.- Como se observa, el planisferio toma una nueva perspectiva de lo que tradicionalmente se ha hecho cuando se representa el planeta. Estamos acostumbrados a ver a América del Norte y Europa  arriba; pese a que sabemos que en el universo no existe arriba ni abajo.  Por eso en el logo de CMPCC es alrevés, “¿por qué no el sur arriba, y el norte abajo?”. Esto como símbolo de una visión ahora distinta, un nuevo enfoque del planeta. Siempre las nuevas perspectivas nos pueden aportar algo.

2)    La segunda particularidad es la presencia de un indígena quien sostiene sobre su espalda el mundo; como símbolo de los pueblos del mundo, que asumen la responsabilidad de cuidar la tierra. El indígena, el hombre simple, carga firme y a la vez con mucho cuidado el planeta que lleva en sus hombros.

3)    Por último, al fondo se distingue una wiphala que es el símbolo de la interculturalidad de de los pueblos. Diversidad de colores, diversidad de culturas, compartiendo todos un mismo espacio para encontrar un nuevo rumbo.

Con todas estas particularidades la Conferencia también es imagen, y lo que se busca es enviar al mundo un mensaje sólido, claro y fuerte, y esa coherencia se da a todo nivel, como se evidencia en el uso de su imagen.