El hospedaje es un rompecabezas para la organización de la CMPCC, Fernando Galarza, encargado de un grupo de tarea de la Comisión trabaja sin horario para garantizar a los visitantes una cama durante su estadía. Diferentes opciones han sido adoptadas para los visitantes. En primer lugar están las delegaciones oficiales (presidentes, invitados especiales, personalidades) que serán alojados exclusivamente en el Hotel Gran Regina, Hotel Cochabamba y el Hotel Portales.  Los tres hoteles están completamente copados para los días del evento. Cochabamba tiene una capacidad de alrededor de 1200 habitaciones en hoteles de tres, cuatro y cinco estrellas.

Por otro lado están las personas que asisten al evento a título personal y buscan alojamiento económico. La organización también se ocupa de poner en contacto a los demandantes y ofertantes de alojamiento. Alojamientos, pequeños hoteles, y casas familiares ofrecen cuartos y una enorme variedad de alojamientos.

Por último el llamado Albergue Solidario que son las unidades militares y cobijarán a alrededor de 4000 personas garantizando a ellas alojamiento completamente gratuito. En su mayor parte estas personas son integrantes de movimientos y organizaciones sociales o indígenas.

La selección de solicitudes es quizás el aspecto más delicado. Desde hace semanas, miles de personas se contactaron con la Comisión de hospedaje para demandar y buscar apoyo en su arribo a Cochabamba. Que las personas tengan lo que quieren y necesitan de acuerdo a su importancia en la participación en la Conferencia.

Si bien la capacidad hotelera de la ciudad puede ser superada, el reto que se plantea la organización es que todos tengan alojamiento, y se declaran positivos y confiados en lograr ese objetivo. Cada hora cuenta.