(Adital) Con la cercanía de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, que se realizará del 19 al 22 de este mes, en Cochabamba, Bolivia, varios países están organizando las propuestas preliminares que se presentarán durante el evento. La expectativa es que, de este momento de unión entre pueblos que se preocupan por el futuro del planeta, salgan decisiones que puedan contener los cambios climáticos y promover un modo de vida sustentable.  

La Conferencia será protagonizada por organizaciones indígenas, mestizas, afrodescendientes; por intelectuales; estudiantes; movimientos sociales, colectivos, gobiernos y demás interesados en el asunto. Todos serán llamados a reflexionar sobre lo que está ocasionando los cambios climáticos y qué consecuencias se están generando. A partir de esto, deben ser creadas y implementadas las medidas necesarias para promover un modo de vida que no afecte tan intensamente a la naturaleza.

Entre los principales intentos de la Conferencia se encuentra la realización de un referendo mundial de los pueblos sobre el calentamiento, la creación de un Tribunal de Justicia Climático y la construcción de nuevas propuestas y compromisos para ser negociados con otros países. Para concretar estos objetivos, se debatirá prioritariamente la deuda climática, migrantes-refugiados del cambio climático, reducción de emisiones, adaptación, transferencia de tecnología, financiamiento, florestas y cambio climático, visión compartida y pueblos indígenas.

La realización de una conferencia sobre los cambios climáticos en Bolivia fue propuesta por el Presidente boliviano Evo Morales al constatar el fracaso de la 15ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP15), realizada del 7 al 19 de diciembre de 2009. Por entender que los países ricos no estaban interesados en implantar medidas efectivas a fin de vivir en armonía con la naturaleza y salvar al planeta, Morales sugirió que la propia población decidiera sobre cómo es posible actuar de modo sustentable y responsablemente para intentar revertir o retardar los cambios climáticos.

Motivados por la propuesta del Presidente boliviano, organizaciones de países como Ecuador, Perú y Chile decidieron organizar foros, talleres y reuniones a fin de crear propuestas preliminares que se llevarán a la Conferencia en Cochabamba. La realización de movilizaciones para debatir los cambios climáticos es la prueba de que muchas naciones están avanzando rumbo a un modo de vida responsable.

En Chile, una reunión de apoyo a la Conferencia de los Pueblos se realizó el último día 24. En la ocasión, más de 30 organizaciones se unieron para entrar en consenso sobre cuáles ejes temáticos se llevarán a debate en Bolivia.

La Confederación Nacional de Indígenas del Ecuador (Conaie) promovió en el país un debate previo a la Conferencia. El I Taller de Información y Fortalecimiento de Capacidades sobre Cambio Climático llevó a representantes de nacionalidades y pueblos de la Costa y de la Amazonia, participantes de consejos y coordinadoras indígenas a discutir la relación entre los derechos y los impactos de los cambios climáticos en los pueblos indígenas y bosques.

Hasta incluso los más jóvenes se involucraron en la creación de ideas por un mundo mejor y se dispusieron a cambiar sus mentalidades para ‘ver más’. Por iniciativa del gobierno chileno y de la Red de Responsabilidades Humanas, adolescentes de 12 a 15 años de todas las regiones del Chile fueron estimulados a debatir sobre los cambios climáticos y sus responsabilidades. En la oportunidad, los jóvenes elaboraron la “Carta de Responsabilidad Cuidemos a Chile”.