En el municipio de Tiquipaya regirá la ley seca del 19 al 23 de abril, tiempo que durará la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y Derechos de la Madre Tierra a desarrollarse en esta ciudad. El alcalde de Tiquipaya, Nazario Espinoza, dijo que esta disposición se emite con el objetivo de evitar una mala imagen de la sede de este evento mundial.

Es así que el Concejo Municipal aprobó ayer una ordenanza en la que establece la prohibición de la venta y el consumo de bebidas alcohólicas en locales, restaurantes o en puntos de venta de licorerías. Los infractores serán sancionados con la clausura de sus establecimientos y el pago de una multa pecuniaria.

Tiquipaya, considerada como la capital de las flores, recibirá a los visitantes, les entregará las llaves de la ciudad y serán declarados huéspedes ilustres.

A su vez no se realizará el cobro de peajes en esta ciudad con el objetivo de habilitar y permitir un mejor flujo vehicular.

Por otro lado las clases se desarrollarán con normalidad mientras no se presente ningún contratiempo. Según el director del Servicio Departamental de Educación, David Ovando, sólo en un caso necesario podrían suspenderse las actividades en una o dos unidades educativas de Tiquipaya mientras que en Cercado, no habrá ningún cambio.

Finalmente la Policía desde hoy será acuartelada, una medida para garantizar la seguridad de los visitantes que empiezan a llegar al departamento de Cochabamba para la Cumbre Mundial.