(La Razón) Las conclusiones de la Conferencia Mundial de Pueblos sobre el Cambio Climático serán analizadas en la cumbre en México y servirán de presión a países desarrollados para que reduzcan gases contaminantes, dijo el Embajador de Bolivia ante la ONU, Pablo Solón.

“En la reunión de la convención sobre el clima en Bonn (Alemania, la pasada semana) se aprobó una resolución que establece que, en el nuevo texto de negociación (de la reunión en Cancún de diciembre), debe incluirse todas las propuestas que se hagan llegar hasta este 26 de abril. Eso significa que se ha abierto la puerta para que todas las conclusiones de la Conferencia de Tiquipaya no se queden en declaraciones, sino que sean incluidas dentro del proceso formal de negociación en la cumbre de México”, indicó Solón.

El diplomático aseguró que si bien las conclusiones de la cumbre de Cochabamba no son de carácter vinculante, tienen el objetivo de presionar a los gobiernos de los países desarrollados a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero, para garantizar que el aumento promedio de temperatura en el mundo, a causa del calentamiento, esté por debajo de 1,5 grados centígrados.

“Es vital efectuar una alianza de los movimientos sociales en el mundo para que los países desarrollados se comprometan a reducir los gases de efecto invernadero y no continúen con compromisos voluntarios sobre el tema (desde Copenhague) porque ponen en peligro la vida humana”, dijo.

En enero, el presidente Evo Morales convocó a esta conferencia climática de pueblos, con el objetivo de exigir a los países industrializados que respeten el Protocolo de Kioto, tras el “fracaso” de la cumbre sobre el tema en Copenhague.

Solón indicó que el acuerdo de Copenhague es inaceptable porque se estableció que los países disminuyan la emisión de gases de forma voluntaria, cuando en el Protocolo de Kioto había el compromiso para que esa reducción llegue al 40% hasta el año 2020.

El Embajador señaló que, de acuerdo con los resultados que presentó la Comisión Europea, (tras la cumbre) la disminución efectiva de gases sería de apenas un 2% de los niveles instituidos en 1990. “Esto provocaría un aumento del efecto invernadero del 2,6%, según dichos niveles. Además la temperatura podría subir en cuatro hasta seis grados centígrados, lo que produciría un desastre”, indicó.

Según este documento, para lograr que la temperatura promedio en el mundo suba en sólo dos grados centígrados, sería necesario reducir un 40% de los gases de efecto invernadero.

Sin embargo, la propuesta de Bolivia, según la autoridad, es reducir en un 50% los gases del efecto invernadero para el año 2020, de modo que se estabilice la temperatura entre un grado centígrados a 1,5 en el curso de este siglo.

Con relación a este tema, Solón afirmó que ha realizado una invitación abierta a los 192 países para que asistan al evento con el fin de discutir con los gobiernos su posición acerca del problema.

“Hasta ahora no hay una confirmación positiva de Estados Unidos, pero la Unión Europea ha ratificado su presencia. También he estado con el principal negociador de China y ha manifestado su interés de venir”, detalló.

La autoridad sostuvo que de los 17 temas que se abordarán en el encuentro de Tiquipaya, nueve están dentro del proceso de negociación para la cumbre en Cancún (México); entre los más importantes están la visión compartida, el Protocolo de Kyoto, la deuda climática, la transferencia de tecnología.

 Los temas que serán debatidos

Los principales temas que serán tratados en Tiquipaya y que también estarán en México son: visión compartida (se establecerá el límite del aumento en la temperatura); Protocolo de Kioto (se tocarán compromisos de reducción de la emisión de gases invernaderos); la deuda climática (responsabilidad de los países desarrollados); adaptación (los impactos que sufren los países en desarrollo por el calentamiento); financiamiento (los países industrializados tienen la obligación de pagar a países en desarrollo los gastos de adaptación y de transferencia de tecnología); y bosques (regeneración de recursos naturales).