(La Prensa) Organización: Desde ayer comenzaron a entregar las credenciales para el foro. Un grupo de inteligencia verifica la autenticidad de los documentos.

Las principales autoridades del Gobierno nacional están concentradas en la organización y realización de la Cumbre Climática, que tendrá lugar los días 20 y 22 de abril en la localidad de Tiquipaya, Cochabamba.

El Presidente Evo Morales dijo ayer desde la población de Lauca Ñ que a partir de las cinco de la mañana lee los documentos para encarar este encuentro con mucha seriedad y destacó que la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra colocará a Bolivia en la vitrina del mundo, por las políticas que serán diseñadas para proteger a la naturaleza.

Morales señaló que nunca antes se realizó un foro de esta magnitud que congrega a los movimientos sociales de los cinco continentes.

“Yo estoy seguro que no y por eso también hacemos historia y eso no es solamente para Bolivia, sino América, y quién sabe del mundo”, subrayó.

En esa dirección, reconoció que la organización de esta conferencia mundial “es mucha responsabilidad y esfuerzo” porque superó todas las expectativas del Gobierno nacional con un registro de 15.200 participantes, 8.000 de ellos extranjeros.

“Quiero decirles que no me daba cuenta de la magnitud de esa conferencia mundial de los pueblos para la crisis climática, no me di cuenta, lanzamos contentos, pero después se sumaron 1.000, 2.000 y ahora 15.000 inscritos para participar. De los 15.000 inscritos, 8.000 son extranjeros”.

El Canciller David Choquehuanca está también en Cochabamba desde el anterior viernes y concentrado en la Conferencia de los Pueblos sobre el Cambio Climático.

En su criterio, la importancia de este evento se refiere a las crisis que han provocado quienes han administrado el mundo: la alimentaria, energética, institucional, y la más importante es la climática.

A las 17.00 de ayer, los organizadores del foro empezaron a entregar las credenciales (acreditaciones físicas) de los más de 15.300 acreditados vía página web, que serán participantes de la cumbre o miembros de la prensa nacional e internacional, en el coliseo de Tiquipaya, según un reporte del periódico Los Tiempos.

Además de los funcionarios de la empresa contratada para entregar las credenciales, en el lugar se encontraban los responsables de la Cancillería y un grupo de inteligencia que verificaba la autenticidad de los documentos presentados por los asistentes.

Según explicó el coordinador general del evento, Pablo Groux, desde las 08.00 de ayer todas las actividades se desarrollaron con normalidad en el coliseo, igual que en el campus universitario, donde “se habilitaron todos los espacios para los conferencistas”.

El funcionario explicó que existen dos tipos de credenciales diferentes: la primera tiene fotografía y le será entregadas a los invitados internacionales, los miembros del comité organizador, las autoridades y las comitivas especiales, mientras la segunda, que será facilitada a los participantes del encuentro y miembros de la prensa, contará con el nombre del propietario y un código de barras en el que estarán registrados todos sus datos personales.

El Comando Departamental de la Policía de Cochabamba informó que los efectivos policiales que llegaron de la sede del Gobierno y de otros departamentos pertenecen a distintas unidades especiales. En total serán 2.200 los uniformados destinados desde otras regiones la conferencia.

Cochabamba, lista para la cita

Cochabamba inicia su protagonismo como anfitriona de cientos de organizaciones que asistirán a la primera Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra.

Estas organizaciones internacionales y nacionales preparan, al margen del trabajo central de los debates de mesas, actividades paralelas y autogestionadas destinadas al público en general, cuyo objetivo es despertar la conciencia ambiental para luego promover acciones grupales basadas en la temática mundial de salvar al planeta Tierra. Suman más de 170 actividades clasificadas en conferencias, exposiciones, proyecciones y presentaciones públicas. Cada una de éstas será presentada bajo parámetros artístico-culturales y bajo el soporte creativo de sus organizadores. Lo que se pretende, afirma Julio Weise, autor del proyecto, es el equilibrio entre la naturaleza y el hombre, además del intercambio de saberes entre las sociedades del mundo.

Los participantes

Presidentes que estarán en la Cumbre: Hasta ahora confirmaron su presencia los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez; de Ecuador, Rafael Correa; de Nicaragua, Daniel Ortega, y de Paraguay, Fernando Lugo.

Políticos que participarán en los debates: Álvaro García Linera y David Choquehuanca (Bolivia), Alberto Costa (Ecuador), Lumumba Di-Apiing (Sudán), Miguel D’Escoto (Nicaragua), Edigio Brunetto (Brasil) y Brice Lalonde (Francia).

Personalidades que debatirán los temas: Ignacio Ramonet (Foro Social Mundial), Adolfo Pérez Esquivel (Argentina), Frei Betto (Brasil), Leonardo Boff (Brasil), Xabier Albó (Bolivia), Q’orianka Kilcher (EEUU) y Tom Kucharz (España).

Los activistas mundiales: Corman Cullinan (Malasia), Vandana Shiva (India), Adolfo Pérez Esquivel (Argentina), François Houtard (Bélgica), Beverly Keene (EEUU), Pat Mooney (Canadá), Timothy Byakola (Uganda) y Jose Bové (Francia).

Delegaciones que llegarán a Bolivia: Según la Cancillería boliviana, de África llegarán representantes de 28 países, de Europa 28, de Asia 17, de Centroamérica 13, de Sudaméricas 12, de Oceanía seis y de Norteamérica tres.

Seguridad en la Cumbre: Las Fuerzas Armadas y la Policía realizarán intensos controles “por aire y tierra” entre la sede del evento y Tiquipaya y el centro de la ciudad, en un área de 10 kilómetros.