Son 17 grupos de trabajo que se instalarán en la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre la Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra.

Específicamente, el Grupo de Trabajo número 3 discutirá la declaración de Derechos Universales de la Madre Tierra. Los visitantes que van llegando hasta el municipio de Tiquipaya, en Cochabamba, tienen una percepción,  de acuerdo con sus creencias, vivencias y su realidad.

Por ejemplo David  Whitflield, de 59 años, viene  de Florida, Estados Unidos, y es de profesión sociólogo. Él asegura que  toda vida tiene derecho, entonces hace una simbología de la “madre tierra”  como ser que tiene vida, “pero el aire del planeta tiene un efecto de doble vida porque de ella dependen las plantas, peces y  seres humanos,  entontes es importe que todos luchemos por proteger la vida del todo el planeta”.

David piensa que Dios creó al hombre “para proteger la tierra, por esta razón todos,  sin discriminación alguna,  deben cuidar el planeta y por lo mismo estos derechos deben ser universales”.

“Todos los seres humanos debemos respetar la vida de la tierra, la planta, el agua, el aire, nosotros tenemos que trabajar mancomunadamente con la tierra y con los otros ser vivos  porque ellos no puede impedir la contaminación, por eso tenemos que velar por los intereses  universales de la humanidad y del planeta”, dice el estadounidense.

Según el visitante la primera medida que se debe tomar es  el cambio de actitud, “la concientización de la humanidad en general  de los ciudadanos del mundo en general  y subir después con las poblaciones y naciones”, esto coincide con la idea  de Christine Rumsey de Wyoming, Estados Unidos de 23 años, quien también participará de la Conferencia Mundial.

Rumsey asegura que hay muchas cosas que podemos hacer por el planeta, “sobretodo en Estados Unidos podemos empezar con otra manera de vivir, no necesitamos de muchas cosas tecnológicas, podemos vivir  sin comprar tanta cosa todo el tiempo,  depende de cada una de las personas”.

 “yo pienso en la madre tierra como un organismo vivo y es necesario protegerla, creo que los derechos de la madre tierra deben ser universales porque cada lugar tiene la responsabilidad de proteger lo que tiene”, afirma Christine Rumsey.

Otra visitante que llegó a Cochabamba es Nilda Wayra Tusus, representante de los movimientos sociales de  La Plata, Argentina. Ella asevera  que la propuesta tiene que salir desde la identidad de cada persona. “Nuestra identidad tiene que ver con la defensa del medio ambiente, todo tiene que ver con nuestra identidad y la propuesta tiene que ver con vivir bien y en armonía,  pero también con una inclusión y en este caso Bolivia es el mejor ejemplo a nivel mundial”. 

Según la visitante argentina,  los derechos de la “madre tierra” tienen que surgir a partir de la “defensa espiritual de la madre tierra  porque sabemos que muchos países son afectados  por  ciclones, maremotos y terremotos”  y según ella esto es un mensaje de socorro de la madre  tierra que pide a la humanidad que la cuide. 

July Rojas.