(La Razón)El Gobierno propone cinco modalidades para realizar el referéndum mundial sobre el cambio climático, planteado por el presidente Evo Morales, las cuales serán analizadas en la Conferencia Climática de los Pueblos en Tiquipaya, informó el Embajador de Bolivia ante la ONU, Pablo Solón.

La consulta podría realizarse por medio de los órganos electorales, a nivel edil, con organizaciones sociales, sindicales o mediante la internet, dijo el diplomático.

“Hay una propuesta de confinar diferentes alternativas. Los gobiernos que estén dispuestos a someter las resoluciones a la consulta, pueden hacerlo a través de sus respectivas cortes electorales en sus países”, sostuvo Solón.

Agregó que el referéndum mundial puede llegar a unas 2.000 millones de personas con el fin de demandar acciones encaminadas a frenar el cambio climático.

El diplomático señaló que en caso de que los gobiernos no quieran efectuar la consulta, ésta se puede realizar a nivel local o mediante sus comunidades.

“Podría establecerse referendos populares por medio de las organizaciones sociales o sindicales que efectuarían la consulta con ánforas en sus sindicatos y comunidades”, indicó.

Otro mecanismo para la consulta en los países del norte, según el diplomático, es a través de la red internet, “de forma que todos los ciudadanos puedan pronunciarse y emitir su voto”.

El Embajador explicó que la consulta es una medida de presión social para lograr que se tome en cuenta los intereses del conjunto de la humanidad. “Aunque la propuesta no es vinculante, nosotros queremos impulsar la organización de referendos mundiales en el curso del siglo”.