Ser responsables por los que tienen y tendrán que migrar

En el Grupo de Trabajo número 6: Migrantes climáticos, se plantearán preguntas como ¿Qué medidas se deben adoptar para hacer frente a la migración climática? ¿Por qué hablar de migrantes y no de refugiados climáticos? ¿Cómo garantizar los derechos humanos de los migrantes climáticos? ¿Qué medidas deben adoptar los países desarrollados para reparar a los migrantes climáticos?

En los hechos para este año 2010, 50 millones de personas en el mundo han tenido que migrar por razones climatológicas. Pero la estimación es de 200 millones para el 2050, que pueden ser desplazados. Otras estimaciones son aún más pesimistas y hablan hasta de mil millones de migrantes para esta fecha. Es sin duda alguna uno de los problemas más complejos que afronta la humanidad a raíz del cambio climático.

Pascual Rodriguez, ecuatoriano y activista cree que “para poder defender a los migrantes climáticos, tenemos que poder definirlos quiénes son, esto a nivel mundial, y luego de identificarlos se podrá tomar acciones como naciones”. Es tanto el desconocimiento de esta área que no se conoce la situación política, social, cultural y económica.

“Hay varios problemas que resolver” continúa Rodriguez, “Debemos regular una posible invasión de los espacios verdes por migrantes climáticos, no se puede permitir eso sin un control aumentaría aún más la catástrofe”.  El grupo también plantea crear un fondo económico que permita ayudar a la gente y los países que sufren con esta migración. “A este fondo tienen que aportar los países desarrollados, pues son ellos los culpables de la migración climática y es a ellos de tomar la responsabilidad económica” dice Rodríguez.

Bolivia como país promueve El Vivir Bien, que es toda una forma nueva de relacionarse con el planeta que no está pasada en el progreso irresponsable, sino en vivir en equilibrio con la naturaleza. Parece que esta es la respuesta inicial a las causas del problema migratorio.

Joaquin Leoni