Santiago de Chile, 20 abr (ABI).- Gobiernos y activistas de todo el globo se reúnen en Cochabamba, Bolivia, para analizar las causas del cambio climático y las estrategias para enfrentarlo. Sus propuestas, que serán presentadas el Día Internacional de la Tierra, deberán ser consideradas en la próxima Cumbre Mundial sobre el Calentamiento Global, a fin de año en Cancún, subraya el martes un informe en el periódico La Nación de Chile, que resume la expectativa internacional sobre el evento.

Agrega que más de 20.000 personas se reúnen desde el martes en Bolivia para participar de la Conferencia de los Pueblos sobre Cambio Climático y Derechos de la Madre Tierra, la cumbre alternativa mundial organizada por el presidente Evo Morales.

Señala que científicos, académicos, representantes de gobierno, organizaciones civiles e indígenas, participarán de 17 mesas de trabajo en pro de anunciar sus propuestas, estrategias y acciones para atacar el cambio climático, mediante la Declaración de Tiquipaya, que verá la luz este jueves -cuando se celebrará el Día Internacional de la Tierra- y deberá ser considerada en la próxima Conferencias de las Partes (COP-16).

Pablo Guzmán, viceministro boliviano de Relaciones Económicas Internacionales, comentó que Evo Morales decidió convocar a la reunión después de ver en Dinamarca que algunos gobiernos se reúnen a puerta cerrada para tomar decisiones que afectan a la población de todo el mundo?, refiriéndose al acuerdo entre China, India, Estados Unidos, Brasil y Sudáfrica, que el año pasado hizo fracasar un acuerdo vinculante en el encuentro mundial.

A diferencia de la de Copenhague, esta será una cumbre de puertas abiertas, precisó la ministra boliviana de Agua y Medio Ambiente, María Esther Udaeta, en declaraciones destacadas por la agencia de noticias de Cuba Prensa Latina.

El objetivo principal es discutir las causas del fenómeno climático para plantear propuestas que solucionen el problema, para salvar el planeta, para poder restablecer su salud y poner la ciencia y todos los mecanismos al servicio de este propósito, declaró Guzmán.

Según Udaeta, en la reunión también se discutirán las líneas para la realización de un referéndum mundial de los pueblos -fijado para el 12 de octubre- y la creación de un Tribunal Internacional de Justicia Climática, para juzgar gobiernos y empresas que atenten contra la naturaleza.

Asimismo, destacó la relevancia de que las conclusiones de Cochabamba sean consideradas por Naciones Unidas, como quedó establecido en la última reunión de la Convención sobre el Clima, en Bonn, Alemania. Y es que si no son incluidas, el Presidente Morales ya anunció la creación de una organización alternativa a la ONU, denominada Unidad de los Pueblos Originarios y Obreros (UNO), señala la publicación.

Domingo Quispe, presidente de la Junta de Usuarios del distrito de riego Puno-Ilave, Perú, señaló que viajó a Bolivia para conocer las realidades de sus colegas de otros países y poder intercambiar experiencias. Abogamos por mantener el orden, el respeto a la naturaleza y las tradiciones, y la convivencia pacífica entre todos los pueblos, y lo hacemos mediante capacitaciones y seminarios, explicó, esta debe ser una vivencia muy bonita y seguro sacaremos algo positivo, dijo.