Tiquipaya, BOLIVIA, 20 abr (ABI).- Fausto Torres, representante de la organización Vía Campesina, que aglutina a 122 países, consideró el martes que sólo un nuevo modo de producción, agroecológico y orgánico puede “enfriar” el planeta amenazado por el calentamiento global.

“Los campesinos e indígenas son los únicos que pueden enfriar el planeta, por eso la propuesta de Vía Campesina para la Conferencia Mundial de los pueblos es que se practique una producción agroecológica y orgánica basada en la económica campesina, para así no dañar a la Madre Tierra”, explicó a la ABI, el campesino nicaragüense.

Señaló que Vía Campesina participa en la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, que se celebra en Cochabamba, con más de 200 indígenas de países de América, Europa, África y Asia.

“Es un movimiento mundial compuesto por 200 millones de familias campesinas indígenas y trabajamos con el tema de la agricultura, la reforma agraria, la tierra, el territorio los efectos en el territorio y ahora estamos enfocados en el tema del cambio climático”, precisó.

Indicó que los representantes campesinos de esa organización participarán y debatirán las propuestas de defensa de la naturaleza en las 17 mesas de trabajo en las que se debaten las Causas estructurales; Armonía con la Naturaleza para el Vivir Bien; Derechos de la Madre Tierra; Referendo sobre el Cambio Climático; Tribunal sobre Derecho Ambiental; Refugiados Climáticos y Pueblos Indígenas.

Además sobre la denominada Deuda Ambiental; Visión Compartida; Protocolo de Kioto y los compromisos de reducción de emisiones; adaptación; financiamiento; transferencia de tecnología; bosques y camino climático; Peligros de los mercados de carbono; estrategias de acción y otros que serán organizados en base a las sugerencias de los participantes.

A la conclusión del encuentro que se realiza en la población de Tiquipaya, a 12 kilómetros de la ciudad de Cochabamba, una masiva concentración popular en el estadio Félix Capriles de Cochabamba celebrará el primer aniversario del Día Internacional de la Madre Tierra, instituido el 22 de abril por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a propuesta de Bolivia.