Con dos propuestas para defender a la Madre Tierra y salvar a Bolivia de los daños climáticos llegó ayer la actriz cochabambina Carla Ortiz al aeropuerto Jorge Wilstermann. “Bolivia es el país más verde del mundo”, dijo.

Ortiz participará como panelista en dos mesas de trabajo en la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra.

La actriz, que radica en Estados Unidos, sostiene que Bolivia debe empezar a caminar en la defensa del medio ambiente e iniciar esa tarea con políticas contra la basura, que a su parecer es uno de los problemas más urgentes en el país.

“El problema más grande que tenemos es el hecho de que como bolivianos debemos trabajar en nuestra conciencia de no votar basura en la calle, para cuidar nuestro medio ambiente”, comentó. La basura, dijo, es uno de los problemas más grandes en el país, “porque está dentro de nuestra idiosincrasia, porque creemos que todo es biodegradable”, sostuvo.

“Estamos atravesando un momento importante en el que estamos empezando a tomar conciencia… es realmente hermoso saber que finalmente la gente, el gobierno y el país se están poniendo a trabajar en la defensa medioambiental. Creo que en Bolivia, con tan sólo poner basureros en diferentes lugares vamos a dejar de contaminar”, señaló. (Cochabamba-Cambio)