El ex secretario general de las Naciones Unidas, Miguel D´Escotto y el filósofo brasileño Leonardo Boff coincidieron en que el antropocentrismo es la principal característica del hombre moderno que hace que la Madre Tierra sea tratada como un simple objeto de producción de recursos naturales.

Ambas personalidades estuvieron presentes en el panel que se llevó a cabo en el Coliseo de Univalle con el objetivo de tratar el tema de los Derechos de la Madre Tierra y las estrategias para plantear el marco jurídico ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

D´Escotto reconoció que la ONU se ha convertido en un organismo “inerte” y que su capacidad de decisión está supeditada a los intereses económicos de las corporaciones, por ello es que plantea que individualmente las personas reconozcan su papel en la conexión universal y que dejen de lado el concepto antropocentrista que considera al ser humano como el centro del universo y no así como una simple y mínima fracción.

Leonardo Boff habló sobre la visión cuántica del Universo y la importancia del Planeta Tierra como un ser vivo. Citó al filósofo James Lovelock quien desarrolló el concepto de “Gaia” que consiste en conocer al Planeta Tierra como un sistema autoregulado.

El filósofo brasileño considera que nosotros somos simples elementos dentro de ese sistema y que  no somos el centro más importante del mismo. Criticó también el antropocentrismo que considera al humano como el ser más importante dentro del sistema de la Tierra.

Ambos panelistas instaron a las naciones del mundo a proponer elementos que permitan construir el marco jurídico de los Derechos de la Madre Tierra para que a partir de ellos se cree el Tribunal de Justicia que haga cumplir los compromisos de las naciones para mantener el equilibrio con la naturaleza.