Tiquipaya, BOLIVIA, 21 abr (ABI).- Frei Beto, teólogo de la liberación y asesor en asuntos ecológicos del presidente brasileño Inacio Lula Da Silva, pidió el miércoles por la noche declarar a la ciudad de Cochabamba, centro de Bolivia, sede permanente de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y Derechos de la Madre Tierra (CMPCC).

“Que esta Conferencia, si puede, como foro social mundial, debe repetirse aquí en Bolivia, cada dos años. Que no se mueva del país (andino amazónico) porque es el primer país en la historia de la humanidad plurinacional, pluricultural y pluriespiritual, gobernado por pueblos indígenas, por pueblos originarios”, afirmó al cabo de una cena que el presidente boliviano Evo Morales, anfitrión, eje y motor de la I CMPCC, que se materializa en la población de Tiquipaya, ofreció a invitados especiales, vicepresidentes de Estado y cuerpo diplomático acreditado en La Paz.

Uno de los íconos de la Conferencia, Frei Beto dijo que Bolivia es, en el momento, el reflejo de América Latina de los movimientos sociales y los pueblos originarios.

“Hay que repetir, entonces, cada dos años, aquí, en Cochabamba, y sobre todo tener en cuenta de que la gente que va a venir aquí va a conocer mejor la realidad de este país. La gente que viene de otros continentes va a conocer mejor la realidad de América Latina y, así, nosotros vamos a tener más gente solidaria con este gobierno popular pro socialista de Bolivia”, afirmó.

Frei Beto expresó su gratitud al mandatario boliviano por la iniciativa de promover un foro mundial alternativo al de jefes de Estado y que en cambio incorpora la sociedad civil.

“Convocar a esta Conferencia, que no tiene  equivalente en el mundo, nadie ha tenido esta brillante idea de convocar a esta conferencia, no de jefes de Estado (sino), una Conferencia del pueblo, de gente sencilla, de jóvenes, de indígenas, de campesinos”, remarcó.

El sacerdote brasileño exaltó el valor etimológico del nombre Evo, masculino de Eva, bíblica y principio del Génesis.

“En hebreo significa (el nombre de Evo) vida, el propio nombre del presidente de este país tiene un significado etimológico de vida”, sostuvo.

Frei Beto pidió, en una suerte de reflexión, mantener en pie la esperanza y la utopía, incluso a contrapelo de los medios de comunicación.

“Esto es fundamental en un mundo en que nosotros no tenemos la hegemonía sobre los medios de comunicación en un mundo en que nosotros somos militantes de la esperanza pero, en otros países metropolitanos, los medios de comunicación sólo hablan de desesperanza, somos militantes de la utopía, (..) de una vida mejor para toda la humanidad, una vida en armonía completa con la Pachamama, con nuestros semejantes, con Dios y con nuestras divinidades”.

Morales, que retribuyó el gesto, había pedido a los movimientos sociales de Europa albergar en esa región el debate sobre la problemática mundial del cambio climático.

“La próxima conferencia mundial de los movimientos sociales, la segunda, debería ser en Europa. Los movimientos sociales de Europa deberían decidir en qué país de Europa” tendría que escenificarse la segunda convención de representantes sociales, indígenas, intelectuales y activistas medioambientalistas, extensión de la primera versión de este foro alternativo que se materializa en Bolivia.