(Cambio) El mandatario sostiene que la lógica del capitalismo es la ganancia, no importa si para ello se destruye el medio ambiente.

El vicepresidente boliviano, Álvaro García, declaró ayer que la lucha contra las causas del cambio climático implica una batalla contra el poder capitalista.

No puede haber una lucha decidida contra el capitalismo sin una actitud contundente contra el poder, que puede contribuir junto a los sectores sociales a defender la naturaleza, señaló.

García reiteró que la lógica del capitalismo es la ganancia, y si para eso necesitan destruir bosques, acabar con las plantas, destruir la flora y la fauna, no importa, porque eso es desarrollo para ese sistema.

En su origen, en su naturaleza estructural devora no sólo personas, sino comienza de manera dramática a devorar la naturaleza, los recursos, explicó.

La segunda autoridad de Bolivia aseguró que el capitalismo se sostiene sobre una forma de dominación, primero de la fuerza humana y hoy de la naturaleza, a la cual tiene no como fin, sino como herramienta.

Es el único régimen de producción en el mundo en el que la naturaleza deviene en medio de producción; si en ello se va la vida de plantas y animales, no importa; es un medio más para generar riqueza, manifestó el Vicepresidente.

Al respecto, García expresó que desde los países desarrollados no pueden pedir a los subdesarrollados convertirse meramente en guardianes de los bosques.