Wilma Pérez – La Razón

La jornada inaugural de la cumbre se desarrolló sin contratiempos en el campus universitario y el estadio de Tiquipaya. En ninguno de los dos lugares se reportó algún caso alarmante de salud o inseguridad.

El coordinador general de la conferencia, Pablo Groux, informó que las actividades de las 17 mesas de trabajo se desarrollaron con normalidad, pero aclaró que el lunes, de entre los cerca de 22.000 acreditados, un delegado requirió la atención de una de las brigadas de salud por una dolencia cardiaca.

Groux indicó que dicha persona, de origen extranjera, fue tratada de manera inmediata y “estuvo en recuperación el lunes; entiendo que este martes está participando del evento”, dijo. Según el Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Cochabamba, los brigadistas atendieron casos de insolación, sobre todo en el estadio al momento de la inauguración del evento.

En el campus universitario ocurrió lo propio, debido a que delegados se sofocaron por la gran cantidad de los participantes en cada mesa.

El comandante de la Policía Departamental, coronel Carlos Quiroga, aseguró que al margen del arresto a un ciudadano colombiano (Francisco Cortez) y dos bolivianos por suplantación de autoridad, no hubo casos mayores. “No hay hechos de sangre o violencia, no hay accidentes o algún hecho relacionado con la actividad de este gran evento internacional. La inauguración se desarrolló dentro de un clima de orden y paz”.

Explicó que la llegada de refuerzos de otros departamentos permitió que la seguridad esté controlada. Aclaró que todos los efectivos del orden reciben viáticos y alimentación.