Antes de la intervención del Presidente Evo Morales, los invitados hicieron un resumen de sus intenciones y expectativas en la CMPCC.

El primero en participar fue el Prefecto de Cochabamba, Jorge Ledezma, quien dio la bienvenida a los invitados especiales y a los participantes de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra (CMPCC), quien valoró el esfuerzo del Presidente de Bolivia.

A partir de ese momento comenzaron los discursos de representantes de todos los continentes del planeta. La primera en tomar la palabra fue una representante de los pueblos indígenas del norte tomó la palabra, declaró “que esta lucha es de todos” y “en la lucha por los Derechos de la Madre Tierra, no podemos fallar”. Luego, el Diputado del Parlamento Europeo, Willy Meller, de la Izquierda Unitaria, se llevo muchos aplausos y elevó el ambiente, precisó que las decisiones que se tomen en la CMPCC, serán llevadas como decisiones suyas, “sus decisiones serán nuestras, y como tales las defenderemos frente a los escenarios en los que nos presentemos”.

Luego Nimmay Bassey, parlamentario africano y representando justamente a ese continente, recitó un poema titulado “No voy a bailar a tu ritmo” en el cual manifestó que no bailarán nunca el baile de los transgénicos, ni el capitalismo indiscriminado, ni el baile de la depredación. También dijo “en Africa vivimos en contacto constante con la naturaleza, ahora que estoy aquí entiendo porqué ustedes también aman tanto a la naturaleza”. El público le dedicó una ovación.

Luego, habló en representación de Asia, el representante de la India, quien dijo que Evo era “una inspiración no sólo para los bolivianos, sino para los habitantes de la India y todos los habitantes del mundo”.  Finalmente, en representación de Sudamérica, Masioni, de la Via Campesina de Brasil, declaró que la lucha debe ser global, que tenemos todos que defender juntos a la Madre Tierra.

La Pachamama  es el origen de todos y hoy en Cochabamba unió igual los discursos, intenciones y gente en la CMPCC. Todo terminó en fiesta