Tiquipaya, BOLIVIA 22 abr (ABI).- La Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoció que se produjo una exclusión de grupos sociales, líderes indígenas y el público en general en la cumbre sobre cambio climático realizada en diciembre pasado en Copenhague, reconoció el jueves la representante de ese organismo ante la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y la Defensa de la Madre Tierra, Alicia Bárcena.

Ello no ocurrió en el encuentro de Bolivia donde más de 30.000 acreditados provenientes de los cinco continentes estuvieron habilitados para participar en los debates de las 17 meses de trabajo.

Bárcena, quien es Secretaría General de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) y representante especial del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-Mon, subrayó que admira la iniciativa del presidente de Bolivia, Evo Morales, de convocar a una reunión de los pueblos del mundo y de otras organizaciones para debatir el rol de la humanidad y sus representaciones frente al calentamiento global del planeta.

“Como ONU vinimos a Bolivia a escuchar la voz de los pueblos del mundo para conocer sus planteamientos”, señaló.

Recuérdese que la ONU organiza una Cumbre Mundial sobre el Calentamiento Global que se celebrará en México en diciembre de este año.

“Lo que intenta el presidente de Bolivia es muy valioso al abrir el debate sobre el medio ambiente y el calentamiento global a todos, en especial las organizaciones sociales y de base”, anotó.

“Es justo reconocer que hubo una exclusión de una serie de grupos en los debates en las deliberaciones de Naciones Unidas,” indicó.

Más allá de la Cumbre sobre el Cambio Climático a celebrarse en México, la ONU ha puesto la mira en la Cumbre de la Tierra a realizarse el año 2012 en Río de Janeiro.

Hasta entonces sus autoridades esperan abrir consensos sobre acuerdos que sean compartidos por la mayoría en defensa del medio ambiente y la vida del planeta y de la humanidad.