Susana Salinas, enviada especial – Cambio

El Presidente Evo Morales pidió a los movimientos sociales, activistas, científicos y personalidades reunidos en Cochabamba que conformen un organismo internacional de defensa de la Madre Tierra que represente a los cinco continentes y que tenga la misión, entre otras, de elevar ante la Organización de las Naciones Unidas las conclusiones emanadas de la Conferencia de los Pueblos que se desarrolla en Tiquipaya (Cochabamba).

En el segundo día de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, Morales explicó ante los medios de comunicación internacionales algunos de los resultados que se esperan de este evento.

“Estoy convencido de que en este evento internacional tiene que nacer una organización de los movimientos sociales, (y) qué mejor con la participación de personalidades, de expertos, expertas sobre los derechos de la Madre Tierra”, señaló.

El deseo del mandatario es que el nuevo organismo —del que aún no se tiene el nombre— sea un ente que represente a los cinco continentes y que en el proceso de la cita se defina la estructura de la nueva entidad.

“Ojalá que en los próximos días y en las próximas semanas empiecen a hacer conocer oficialmente las conclusiones a las Naciones Unidas (ONU) y que las Naciones Unidas tengan la responsabilidad de persuadir, explicar y por lo menos informar a todos los jefes de Estado que van a participar en la próxima Cumbre (del Clima), que es México”, señaló.

Cancún, en México, albergará del 29 de noviembre al 10 de diciembre de este año la Cumbre Climática, en la que se espera conseguir un acuerdo vinculante para reemplazar el protocolo de Kioto, que vence en 2013.

El Primer Mandatario señaló que espera que las conclusiones a las que se arriben en las 17 mesas de trabajo de Tiquipaya sean tomadas en cuenta a través de la ONU.

“De algo estamos convencidos, que es importante que tiene que haber una organización mundial, internacional o intercontinental, para asumir la defensa de las conclusiones que emanarán de esta Conferencia Mundial sobre los Derechos de la Madre Tierra”, dijo Morales al referirse al nuevo organismo propuesto.

En anteriores reuniones de los Jefes de Estado, en su criterio, se habló de los efectos del la crisis climática pero no de las causas que la originan. 

“Acá, exactamente, tenemos que identificar quiénes (generan), de dónde viene el daño de la contaminación, de la destrucción, del tema de agua, del tema de transgénicos, desde cuándo, dónde está el origen”, mencionó.

“Que esta organización (por crearse) sea la interlocutora válida de esta sociedad para la defensa de la Madre Tierra ante los Estados, ante las Naciones Unidas”, continuó.

Morales consideró que una organización intercontinental ayudará a identificar a los enemigos en cada país como “base para combatir, para pelear, para luchar en defensa de la vida”. De la misma manera, mecanismos como el Referendo Climático y la creación del Tribunal de Justicia Climática —que también se espera que sean parte de la conclusión de este encuentro— coadyuvarán en las tareas de lucha contra la depredación del capitalismo.

En diciembre de 2009, el Presidente boliviano planteó en la Cumbre sobre Cambio Climático en Copenhague un referéndum global y popular para enfrentar las causas reales del cambio climático y propuso cinco preguntas: 1) ¿Está usted de acuerdo con restablecer la armonía con la naturaleza reconociendo los derechos de la Madre Tierra?; 2) ¿Está usted de acuerdo con cambiar este modelo de sobreconsumo y derroche que es el sistema capitalista?; 3) ¿Está usted de acuerdo con que los países desarrollados reduzcan y reabsorban sus emisiones de gases de efecto invernadero de manera doméstica para que la temperatura no suba más de 1 grado centígrado?; 4) ¿Está usted de acuerdo en transferir todo lo que se gasta en las guerras y en destinar un presupuesto superior al presupuesto de defensa para el cambio climático?; 5) ¿Está usted de acuerdo con un Tribunal de Justicia Climática para juzgar a quienes destruyen la Madre Tierra?

Las preguntas planteadas por Bolivia no están cerradas, dijo entonces el mandatario, y pidió a los movimientos sociales mejorar las propuestas, aumentarlas o reducirlas. “Pero no siempre puede ser la última palabra, sino que en esta Conferencia se pueden revisar. Siento que el tema central es cómo implementarlas”, comentó.

También pidió a los asistentes a la Cumbre buscar mecanismos de consulta para aquellos países desarrollados que no se incluyan en la posibilidad del referendo, y agregó que para la consulta ya contaba con el apoyo de países como Ecuador o Venezuela.

“Estoy convencido de que el Tribunal de Justicia Climática tiene aceptación en algunos países; si no hay quién respete documentos como el Protocolo de Kioto, se quedará solamente en papeles, pero un Tribunal de Justicia Climática podría sancionar a los países que no tienen voluntad de reducir los gases de efecto invernadero”, explicó en una rueda de prensa efectuada en el hotel Regina de Tiquipaya.

Además, sostuvo que espera que el nuevo organismo a crearse tenga la “responsabilidad de demandar a la Corte Internacional de Justicia los casos denunciados contra los países contaminantes que no asuman sus compromisos internacionales”, y pidió que esas denuncias sean demostradas con datos.

En la perspectiva de una futura Segunda Conferencia Mundial sobre el Cambio Climático, sugirió que pueda realizarse en algún país europeo. Invitó a los movimientos sociales de Europa y a las personalidades asistentes al evento a decidir el lugar de la próxima Conferencia. “Siento que es importante llegar al centro de los países desarrollados para debatir con ellos”, añadió.

El Primer Mandatario consideró que el presupuesto millonario que emplean los países para seguridad internacional sea empleado en la defensa de la Madre Tierra. “Ése es un presupuesto para más armas, para acabar con vidas, esos dineros deberían ser invertidos para salvar a la Madre Tierra… La verdadera seguridad internacional va a ser defendiendo a la Madre Tierra, para salvar a la Madre Tierra y para salvar a la humanidad”, señaló Morales.

Sanción para quien incumpla los compromisos

El Presidente boliviano, Evo Morales Ayma, propuso ayer la creación de un organismo mundial que defienda los derechos de la Tierra y un tribunal de justicia climática internacional que castigue severamente a los países o industrias que  incumplan las normativas establecidas en las cumbres internacionales.

“Debe haber un organismo que sancione severamente, por ejemplo, si algún país no respeta el Protocolo de Kioto, debe ser penalizado”, dijo el mandatario durante una rueda de prensa.

Consideró que si no hay una organización que dé seguimiento a las normativas que se establezcan en las cumbres internacionales nunca habrá nada ni nadie que obligue a las industrias y a los países desarrollados a cumplirlas.

El Protocolo de Kioto es un acuerdo internacional que tiene por objetivo reducir las emisiones de seis gases que causan el calentamiento global, pero fue debilitado en la pasada cumbre climática de Copenhague. (Telesur)

Imponer el Tribunal Climático

El Presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó ayer que la acción de los pueblos hará aceptar el Tribunal Climático propuesto en la Conferencia de los Pueblos, que se celebra en Tiquipaya, Cochabamba.

Sabemos que el capitalismo no lo va a admitir, sólo con la fuerza de los pueblos le haremos aceptar, con un trabajo consciente sobre la necesidad de penalizar a los países que no protegen el medio ambiente, señaló.

El mandatario apuntó que si no se para esta crisis climática desde ahora, la destrucción va a llegar a todos, por eso se debe pensar seriamente en el futuro.

Qué bueno sería que los gobiernos escucharan a los pueblos, así se aprende; no es una tarea sencilla, pero por mi experiencia digo que es lo mejor, aseveró.

Según su criterio, en los países donde sus gobiernos no acompañan al pueblo deberán crearse fuertes movimientos sociales para lograr su aplicación.

Estoy convencido de que el Tribunal de Justicia Climática tiene aceptación en los movimientos sociales y algunos presidentes, porque si no hay sanciones todo queda en el papel, expresó.

Morales se refirió al fracaso de la Cumbre de la ONU celebrada el pasado año en Copenhague, Dinamarca, y opinó que es el momento de pensar en los derechos de la Madre Tierra.

Si Copenhague hubiera tenido en cuenta a los pueblos no estaríamos hoy aquí, quisieron imponer una declaración no para salvar la vida, sino para seguir destrozando el medio ambiente, manifestó.

En otro punto de su intervención abordó el referendo climático, que se discute también en la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y Derechos de la Madre Tierra.

En ese sentido, propuso una nueva organización que tentativamente se llame Coordinadora Intercontinental por la Madre Tierra (Cimatierra) o Movimiento por la Madre Tierra (Mamatierra).

Esa nueva organización debe tener la responsabilidad de realizar una demanda en la Corte Internacional de Justicia antes que se implemente el Tribunal, porque de lo contrario se perdería mucho tiempo, agregó.

“Estamos hablando de salvar vidas, de salvar la naturaleza”, sentenció. (Telesur)