La representante de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Alicia Bárcena, en la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y Derechos de la Madre Tierra, CMPCC, reconoció la falta de apertura de esta organización con los  países. “Tenemos que abrirnos mucho más  para escuchar, dialogar y trabajar con todos los sectores de las sociedades de todos los países”, declaró.

“Hay que comunicar mejor qué hacemos, cómo funcionamos y cómo accedemos a los mecanismos e instrumentos que existen dentro las Naciones Unidas para saber cómo trabajar  en el tema del cambio climático”, argumentó Bárcena.

La representante demostró su satisfacción por la decisión de los participantes de tomar en cuenta a la  ONU para canalizar las conclusiones de los 17 grupos,  en las que participaron más de 30.000 representantes de movimientos sociales y gobiernos de 142 países del mundo por el lapso de tres días.

Además dijo que la ONU se suma al llamado del Presidente Evo Morales, cuando dice que  el  tema del Cambio Climático no sea un motivo para dividir  a los países “sino que nos una y nos haga dialogar, especialmente entre las personas que piensan distinto”, concluyó.

July Rojas