Tiquipaya, BOLIVIA, 21 abr (ABI).- Representantes de varios pueblos del mundo, que conformaron la mesa sobre el “Protocolo de Kioto y compromisos de reducción”, plantearon el miércoles crear el Consejo Global de Defensa de la Madre Tierra como un mecanismo de control para la reducción de gases de efecto invernadero, en el marco de la aplicación del Protocolo de Kioto.

Nosotros los Pueblos y Naciones en calidad de defensores de la Madre Tierra alzamos nuestra voz para plantear la creación de un Consejo Global de Defensa de la Madre Tierra como un mecanismo de control para la verificación del efectivo y real cumplimiento de los compromisos de reducción de gases de efecto invernadero, señala el documento aprobado por esa comisión.

Las conclusiones de esa mesa acusan a los países desarrollados como los principales responsables de “la lenta muerte del Planeta Tierra”.

En esa línea, el documento llama a los pueblos y a la sociedad civil del mundo a demandar a los Gobiernos de sus países, el respeto y cumplimiento a los compromisos suscritos en el Protocolo de Kioto.

Es necesario que en la próxima Conferencia de la ONU, en México 2010, se adopte la Enmienda al Protocolo de Kioto para su segundo periodo de compromisos a iniciarse en 2013 en el cual los países desarrollados deben comprometer reducciones domésticas significativas de al menos el 50% respecto al año base 1990 sin contabilizar ni mercados de carbono ni otras desviaciones que enmascaran el incumplimiento de las reducciones reales de emisiones de gases de efecto invernadero, precisa la resolución.

Considera que los compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero deben permitir el retorno al equilibrio de la naturaleza, conduciendo así a la integridad ambiental que necesita el Planeta Tierra.

Las reducciones de los países desarrollados deben ser logradas domésticamente sin la utilización del mercado de carbono u otros mecanismos de desviación que permitan eludir la adopción de medidas reales para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, remarca el documento.

Demandamos que el Protocolo de Kioto respete la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos Indígenas y permita su efectiva participación con voz y voto, detalla.

Además de demandar políticas educativas para crear mecanismos efectivos de lucha contra el cambio climático, y hace un llamamiento  a los Gobiernos del mundo para generar acciones de educación masiva para que cada ciudadano conozca sobre el cambio climático y saber qué medidas pueden adoptar para combatirlo.