Tiquipaya, Bolivia, 22 abr (ABI).- El gobierno mexicano aseguró el jueves que recibirá “con los brazos abiertos” a los representes de los pueblos indígenas y movimientos sociales que tienen previsto entregar las propuestas de la I Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y Derechos de la Madre Tierra, que se realizó en Bolivia, a la convención de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de Cancún.

El representante especial para el Cambio Climático del gobierno mexicano, Luis Alfonso de Alba, dijo a la ABI que “lo que más nos interesa es una participación más sustantiva de los movimientos sociales”.

Aseguró que los pueblos indígenas y los movimientos sociales serán recibidos con los brazos abiertos para que junto con los 192 países que integran las Naciones Unidas se pueda buscar que se vayan acercando hacia posiciones de consenso posiciones (y) de compromiso.

“El haber ofrecido la sede implica un reto muy grande, no es un problema de recursos financieros y humanos, sobre todo es la responsabilidad de buscar puntos de encuentro entre los Estados, las Naciones Unidas y en ese proceso, en particular, trabajamos sobre la base del consenso”, argumentó Alfonso de Alba.

En esa línea, instó a las organizaciones de la sociedad civil a vincular sus propuestas con las Naciones Unidas, porque dijo que  sólo a través de la capacidad y la responsabilidad de cada uno de los Estados se encontrarán consensos para enfrentar el calentamiento global.