Tiquipaya BOLIVIA, 23 abr (ABI).- La ministra de Salud, Sonia Polo, que asistió a la Conferencia Mundial de los Pueblos que se realizó en el municipio de Tiquipaya, Cochabamba, indicó que en el evento se realizó un diagnóstico sobre las causas de las sequías e inundaciones.

Este diagnóstico ha previsto realizar una evaluación sistemática de los indicadores de salud en cada una de las regiones que sufren los efectos del cambio climatológico, como son las sequías e inundaciones”, precisó.

A partir de ese diagnóstico situacional geográfico y epidemiológico el Ministerio de Salud establecerá los impactos que se esperan en las regiones de los valles, altiplanos, chaco y amazonia.

Según los indicadores, un gran porcentaje de los nueve departamentos de Bolivia se verán afectados porque no sólo se precisará agua para el consumo humano, animal y riego.

Señaló que los efectos del cambio climático provocan la aparición de varias enfermedades como varios tipos de parasitosis, males emergentes; dengue, la malaria, Mal de Chagas, hantavirus, leptospirosis además de alteraciones gastroenterológicas y dermatológicas.

Las patologías no van solas, siempre están acompañadas, altas tasas de desnutrición materna e infantil, inestabilidad sicológica, problemas de salud mental y alteraciones que tienen que ve con traumatismos y alteraciones de la biología humana, anotó.

Para el Ministerio de Salud, las conclusiones de la Cumbre Climática se suman al diagnóstico situacional realizado en los cuatro pisos ecológicos para afianzar las políticas de Salud Pública que otorguen asistencia médica adecuada, eficiente y oportuna bajo los principios de intersectorialidad, integralidad, participación social e interculturalidad.

Tienen que promoverse cambios estableciendo un plan intersectorial de educación sanitaria y ambiental en coordinación con los diferentes Ministerios para adoptar medidas que mitiguen las consecuencias del cambio climatológico, afirmó Polo.