1. Esta visión compartida está basada en nuestro conocimiento colectivo. Nuestro conocimiento colectivo incluye la sabiduría de nuestros ancestros, el conocimiento tradicional, prácticas de nuestros pueblos indígenas, y la ciencia que no responde a intereses económicos, sino más bien está dirigida a mejorar  la seguridad, estabilidad, salud, y bienestar de la Madre Tierra.2. La visión compartida es enfrentar el cambio climático como una prioridad urgente para toda la humanidad. Nuestro mundo ESTA PASANDO POR UNA EMERGENCIA CLIMATICA Y AMBIENTAL. Esto debe ser reconocido por todos, incluyendo los Estados. El cambio climático inducido por los seres humanos  es  una amenaza presente y real a la vida de la Madre Tierra y a la vida de los seres vivos. La visión compartida es integral, busca definir todos los elementos para una solución exitosa al cambio climático, y su relación entre ellos. Enfrenta las causas históricas y estructurales del cambio climático – incluyendo las deudas climáticas que los países desarrollados tienen  con el  mundo empobrecido y las comunidades vulnerables – mientras ofrece una visión en la que todas las personas son parte de la solución y no repiten los errores de los “países desarrollados”.

3. Las evidencias aportadas por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, especialmente en el cuarto reporte, no dejan dudas de que la crisis climática es producto de los modelos de desarrollo y producción, que están provocando un desequilibrio masivo de los ecosistemas naturales. Existen informes científicos que arrojan datos más alarmantes sobre los impactos del cambio climático sino cambiamos nuestros estilos de vida.  Estos datos científicos deben ser tomados en cuenta en los acuerdos internacionales y las políticas públicas para enfrentar el cambio climático. Al mismo tiempo, usando nuestro conocimiento colectivo nosotros tenemos los medios para superar la crisis climática. Los conocimientos y saberes ancestrales de las culturas indígenas y las experiencias de las comunidades locales serán claves para encontrar soluciones.

4. La visión compartida es estabilizar las concentraciones de gases de efecto invernadero para hacer efectivo el Artículo 2 de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático que determina “la estabilización de las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera a un nivel que impida interferencias antropogénicas peligrosas para el sistema climático”. Nuestra visión es, sobre la base del principio de las responsabilidades históricas comunes pero diferenciadas, exigir que los países desarrollados se comprometan con metas cuantificadas de reducción de emisiones que permitan retornar las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera a 300 ppm y así, limitar el incremento de la temperatura media global a un nivel máximo de 1°C. Enfatizando la necesidad de acción urgente para lograr esta visión, y con el apoyo de los pueblos, movimientos y países, los países desarrollados deberán comprometerse con metas ambiciosas de reducción de emisiones que permitan alcanzar objetivos a corto plazo, manteniendo nuestra visión a favor del equilibrio del sistema climático de la Tierra, de acuerdo al objetivo último de la Convención.

5. No es aceptable que las temperaturas globales se incrementen más de 2°C como fue propuesto en el anti-democrático “Entendimiento de Copenhague”, o que las concentraciones de los gases de efecto invernadero alcancen 450 ppm, como fue propuesto por el G8. El “entendimiento de Copenhague” en realidad amenaza con más de 3.9 grados de calentamiento global, ignora la responsabilidad histórica e incluye compromisos de desarrollo inadecuados en la mitigación, adaptación, tecnología y financiamiento; y mina el acuerdo de una meta conjunta con base científica para los países desarrollados, uniendo metas individuales y cumplimiento efectivo. Estas propuestas amenazan la estabilidad del sistema climático de la Tierra, y por esto el riesgo de un desastre masivo y sistémico para la Madre Tierra y los humanos en todo el mundo. Este nivel reducirá la producción de alimentos en el mundo en aproximadamente un 40%,  con efectos catastróficos para la supervivencia de los habitantes de vastas regiones del planeta, y se incrementaría de forma dramática el número de hambrientos en el mundo, que ya sobrepasa la cifra de 1.020 millones de personas. Entre un 20% y un 30% de las especies estaría en peligro de desaparecer. Grandes extensiones de bosques serían afectadas, las sequias e inundaciones afectarían diferentes regiones del planeta, se extenderán los desiertos y se agravaría el derretimiento de los polos y los glaciares en los Andes y los Himalayas.

Estabilizar el incremento de la temperatura global en 2º C representa admitir la desaparición de varios pequeños países insulares. En el África el incremento de la temperatura será aún mayor que el promedio mundial, y muchos de sus países verán reducidas sus cosechas hasta en un 50%, entre 70 y 250 millones de personas adicionales tendrán más dificultades para acceder a los servicios de agua potable para 2020, y los costos de adaptación al incremento del nivel del mar pudieran alcanzar entre un 5 y un 10% del producto interno bruto de esos países.

Los impactos del cambio climático forzarán a millones de personas a dejar sus hogares y migrar hacia nuevos pueblos, ciudades y países.

Con un incremento de 2°C en la temperatura hay el 50% de probabilidades de que los daños provocados al sistema de la Tierra sean totalmente irreversibles. Aquellos que promueven este objetivo deben hacerse responsables por las consecuencias.

6. La visión compartida es un mundo en el cual todas las personas buscan “vivir bien” en armonía con la Madre Tierra y otros seres humanos. Esta visión rechaza el modelo capitalista de vida y desarrollo que se basa en la supremacía de los seres humanos sobre la naturaleza y la acumulación compulsiva de posesiones materiales por los seres humanos. Es este sistema, la causa estructural subyacente al cambio climático, que ha visto como los países desarrollados contaminaron la atmósfera y causaron el cambio climático, dando lugar a su responsabilidad histórica y a sus deudas climáticas. Por esto la visión compartida es un mundo en el que todos los países y personas cumplen sus diferentes responsabilidades y en el cual se garantiza el bienestar de todos los pueblos y se mantiene la estabilidad, integridad y salud de nuestro hogar – la Madre Tierra.

7. La visión compartida desde el “vivir bien” es la que respeta los principios de interdependencia y responsabilidad y por lo tanto practica la reciprocidad, complementariedad, solidaridad, equidad, y la vida en armonía con la Madre Tierra y con los otros. Es una sociedad global de pueblos y movimientos sociales, que se levantan en solidaridad para cambiar el sistema que está poniendo en peligro al planeta. Este cambio vendrá de revalidar el conocimiento tradicional que respeta la naturaleza en todas las partes del planeta. La sobrevivencia y el derecho a vivir en armonía y balance con la Madre Tierra son los objetivos primordiales para todas las naciones y los pueblos, ya que aseguran la equidad para las generaciones presentes y futuras.

8. La colonización del espacio atmosférico por países desarrollados, que causa el cambio climático y sus impactos, está afectando y paralizando el derecho de los pueblos a “vivir bien” y en armonía con la naturaleza. Los autores de este crimen, deben asumir sus responsabilidades legales y morales y deben reducir urgentemente las emisiones de gases de efecto invernadero dentro sus países sin utilizar los mercados de carbono. Estas reducciones permitirán a las personas de los países desarrollados “vivir bien”, y mejorar sus vidas en armonía con la naturaleza.

9. La visión compartida es una movilización a escala global de los pueblos, de los movimientos y del conocimiento para enfrentar el cambio climático. Para que esta visión sea efectiva se deben alcanzar metas específicas y cuantificables, incluyendo:

a)    La distribución equitativa y justa de la atmósfera terrestre: revirtiendo la concentración histórica del derecho a la atmósfera en manos de unos pocos. Esta colonización del cielo ha privilegiado sus economías y desarrollo, mientras la mayoría de la población mundial se mantiene en la pobreza. Por eso los países desarrollados y sus élites deben descolonizar el espacio atmosférico, y reconocer y honrar su deuda climática.

b)    La mayor reducción posible de las emisiones provenientes de fuentes domésticas de países desarrollados.

c)    Cambios cuantificables de los modelos insostenibles de consumo y producción: esto involucrará el desarrollo de capacidades que permitan a los países desarrollados  puedan reducir sus altas emisiones per cápita de gases de efecto invernadero, y así vivir en armonía con la naturaleza, reduciendo sus deudas climáticas y ecológicas con los países en vías de desarrollo y la Madre Tierra.

d)    El promover  y  compartir conocimientos y experiencias de nuestros ancestros.

e)    El reconocimiento legal internacional de los derechos de la Madre Tierra.

f)     Provisión de recursos financieros de los países desarrollados a los países en desarrollo en una cantidad de al menos 6% del valor del PIB de los países desarrollados para adaptación, transferencia de tecnología, desarrollo de capacidades y mitigación.

g)    Provisión de medios de implementación de los países desarrollados a los países en desarrollo para facilitar una adecuada adaptación al cambio climático, cubrir los costos de sus efectos adversos y pagar sus deudas de adaptación, incluyendo la provisión de recursos financieros de los países desarrollados del equivalente de al menos 3% de sus PIB.

h)   La transferencia de tecnologías ambientalmente sanas a los países en desarrollo y el fortalecimiento de sus capacidades y tecnologías endógenas incluyendo la provisión de recursos financieros de los países desarrollados del equivalente de al menos 1% de sus PIB.

i)     Desarrollo de capacidades que permitan la actualización de las capacidades institucionales de los países en desarrollo para enfrentar el cambio climático y sus efectos adversos incluyendo la provisión de recursos financieros de los países desarrollados del equivalente de al menos 1% de sus PIB.

j)     Medidas de los países en desarrollo para mitigar el cambio climático, incluyendo las acciones de mitigación nacionalmente apropiadas apoyadas y habilitadas por los países desarrollados incluyendo la provisión de recursos financieros de los países desarrollados del equivalente de al menos 1% de sus PIB.

k)    La identificación y eliminación de todas las barreras de acceso en busca la transferencia de tecnologías solidaria y sin costo, incluyendo la exclusión de patentes en las tecnologías relacionadas con el clima para todos.

10. La visión compartida rechaza soluciones falsas como ser: la energía nuclear, la ingeniería genética, geo-ingeniería, mega represas y los biocombustibles que amenazan a la Madre Tierra y nuestra visión de vida en armonía con la naturaleza y nuestros semejantes. El mercado de carbono no es una solución. Los mecanismos del mercado de carbono sólo concentran más la riqueza y el poder en manos de corporaciones transnacionales, principales responsables del cambio climático.

11. En el contexto del esfuerzo que encara las causas estructurales del cambio climático, la visión compartida de un futuro común se basa en las metas y principios aquí expuestos. Se trata de una visión en la que los beneficios de la atmósfera de la Tierra y el sistema climático son compartidos con justicia, en la que los medios para “vivir bien”, incluyendo tecnologías ecológica y socialmente seguras, recursos financieros y capacidades basadas en nuestro conocimiento colectivo,  se comparten entre todos los pueblos, bajo la premisa de reconocer y defender los derechos de la Madre Tierra y los derechos de todos los seres vivos.