(Pablo Solón) Muchísimas gracias señora presidenta, para nosotros reviste gran importancia informar de la Primera Conferencia Mundial sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra que tuvo lugar del 20 al 22 de abril en Cochabamba, Bolivia, en esta conferencia participaron 35.352 personas de las cuales 9.254 vinieron de 140 países, asimismo en el evento contamos con delegaciones oficiales de gobiernos de 56 países, los debates de la conferencia se organizaron en 17 grupos de trabajo que empezaron a sesionar por vía electrónica varios meses antes del evento, los resultados de estos 17 grupos de trabajo se condensaron en un texto que se conoce como el Acuerdo de los Pueblos y en un Proyecto de Declaración de los Derechos de la Madre Tierra.  En base a estos documentos el Estado Plurinacional de Bolivia presentó el pasado 26 de abril una submission para que fuera tomada en cuenta en el marco del actual proceso de negociaciones que tenemos en ad – hoc working group que usted preside.

Las principales propuestas de la Conferencia Mundial de los Pueblos podemos resumirlas de la siguiente manera:

Primero la necesidad de que los países desarrollados asuman un compromiso de reducción del 50% de sus emisiones tomando en cuenta el nivel base del año base de 1990 de manera doméstica y sin recurrir a mecanismos de mercado.

En Segundo lugar la necesidad de que exista un financiamiento significativo para atender las consecuencias del cambio climático, financiamiento que debería estar en el mismo orden del presupuesto que se destina para la guerra y la defensa en el mundo, presupuesto que debería estar alrededor del 6% del producto nacional bruto de los países desarrollados, si es que realmente queremos darle la misma importancia a los temas de cambio climático que a los temas del armamentismo y la seguridad internacional. 

Así mismo, la conferencia manifestó y cuestionó que mecanismos como el REDD promuevan el mercado de carbono y no respeten los derechos de los pueblos indígenas, planteó que las acciones relativas a los bosques tienen que respetar la soberanía de los estados nacionales, no promover mecanismos de mercado, ni mecanismos de “offsets” y garantizar sobre todo la integralidad ambiental de los bosques, reconociéndolos a éstos no solo como plantaciones sino como hogares de poblaciones que habitan éstos, hábitat que contienen una gran cantidad de biodiversidad fundamental para la vida de nuestro planeta. Así mismo, la conferencia manifestó en relación al tema de la agricultura que es necesario abordar este tema desde una perspectiva amplia reconociendo la necesidad de promover la soberanía alimentaria y adoptando una política de precaución frente a nuevas tecnologías como la geo – ingeniería, que pueden causar graves daños en el futuro.

La conferencia manifestó de que es fundamental garantizar los derechos humanos, los derechos de los pueblos indígenas, los derechos de las poblaciones en todas las políticas de adaptación y de mitigación sobre el cambio climático, para la conferencia es fundamental que se discuta como lograr el cumplimiento de los compromisos y acuerdos que se adoptan a nivel internacional, existe una gran preocupación por parte de las delegaciones que vinieron a Bolivia, en relación a que muchos acuerdos se realizan a nivel internacional pero no existe un mecanismo para que éstos luego se puedan garantizar y cumplir,  por eso se propuso avanzar en la discusión de un Tribunal de Justicia Climática y Ambiental, así mismo, se planteó de que de proseguir una situación en la cual no se adoptan, ni se llegan a acuerdos sustantivos sobre este tema es necesario considerar formas de participación amplia, democrática y participativa como es un Referéndum Climático a nivel mundial.

Por último la conferencia planteó de que es necesario ver el tema del cambio climático en un sentido más global, la ruptura de la armonía con la naturaleza se debe a que los seres humanos no estamos reconociendo que somos parte de un sistema interdependiente, en el cual las otras partes también tienen derechos al igual que los seres humanos, y que para garantizar los derechos humanos en este siglo XXI es necesario también garantizar los derechos de la Madre Tierra, en ese sentido la conferencia de Cochabamba, Bolivia, elaboró y propuso un proyecto de Declaración Universal de Derechos de la Madre Tierra.

Para concluir la conferencia destacó que es fundamental impulsar el análisis de las causas estructurales que hacen al calentamiento global, estamos ante una gran disyuntiva dice el texto de la conferencia salvar el capitalismo o salvar al planeta o a la humanidad.

Muchas gracias.