alerta análisis de las negociaciones actuales de clima emitido por organizaciones sociales

(Jubileo Sur) BONN, Alemania – Hoy, organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo alertaron a que la situación actual de las negociaciones de clima sugiere que el mundo va camino a un aumento de temperatura de cuatro grados celsius, para el año 2100, en un documento que emitieron analizando el estado de las negociaciones en NN.UU. sobre clima luego de la primera semana de intercambios en Bonn.

El análisis de las organizaciones sociales revela una grave preocupación de que las negociaciones estén encaminadas hacia un mundo en el que no exista un acuerdo internacional significativo para el control del cambio climático.  Tal sistema traería como consecuencia un aumento de 4 grados en la temperatura e impactos catastróficos, según un artículo publicado en la revista científica Nature.

Muchos de los países enriquecidos están buscando reemplazar al sistema actualmente vigente para tratar el problema incluyendo al jurídicamente vinculante Protocolo de Kioto, en el cual los países industrializados reconocen su culpabilidad con relación a las causas del cambio climático – con un sistema más débil que se basa en promesas voluntarias.

Meena Raman, analista política de la organización Red del Tercer Mundo, hizo el siguiente comentario en la conferencia de prensa realizada para presentar el análisis de la primera semana de las negociaciones:

“El sistema que muchos países desarrollados están intentando crear ofrece el peor de ambos mundos – un sistema sin metas basadas en la ciencia para los países desarrollados y con promesas inadecuadas, escapatorias expansivas y mercados de carbono que les permiten transferir aún más sus responsabilidades, hacia los países empobrecidos.”

Matthew Stilwell, director de la oficina europea del Instituto de Gobernanza y Desarrollo Sustentable,  agregó:

“Si la Unión Europea se echa atrás con el Protocolo de Kioto, bien podríamos terminar sin una meta global (agregada) de reducciones de emisiones para los países desarrollados, sin obligación alguna para establecer metas nacionales jurídicamente vinculantes, sin esfuerzos comparativos, y sin el requisito de asegurar que las reducciones sean efectuadas a nivel doméstica, sin recurrir a instrumentos escapatorio como la compensación de carbon.

Sería un desastre para el derecho internacional y para el planeta.”

Mithika Mwenda, coordinador de la Alianza Pan-africana de Justicia Climática, dijo:

“Necesitamos que las negociaciones sean abiertas y accesibles. Es sumamente preocupante que no se está cumpliendo con el Plan de Bali y que los países en situación de mayor vulnerabilidad están siendo marginados.”

Notas para los Editores:

1. El análisis, emitido por grupos de todo el mundo, concluye que:

Se está ignorando al acuerdo expresado en el Plan de Bali (2007), que incluye la continuación del Protocolo de Kioto y el agregado de medidas adicionales para incluir a las emisiones de EE.UU. y las acciones por parte de los países en vías de desarrollo.

En su lugar, muchos países enriquecidos están planteando un sistema de promesas voluntarias de reducciones de emisiones – en vez de metas jurídicamente vinculantes y basadas en la ciencia.

El total de las promesas voluntarias deja una enorme brecha con respecto a lo necesario, según la ciencia, y podría llevar a un aumento de 4 grados en la temperatura mundial.

Los países enriquecidos no están actuando con transparencia con respecto a como se proponen cumplir con sus promesas débiles de reducción de emisiones:  cuánto van a “compensar” con reducciones realizadas en los países en desarrollo o cuánto van a esconder en normas ambiguas relativas a la contabilización de emisiones por uso de los suelos y la utilización de permisos supérfluos.

Los países enriquecidos están intentando quitar las negociaciones del ámbito de las NN.UU. y resituarlas en foros más pequeños, socavando la capacidad de los países empobrecidos a organizar y representar a sus intereses.

2. El texto completo del análisis está a disposición de quien lo solicita.