Señora Presidenta

Las acciones de mitigación de los bosques son de gran importancia, pero no debemos ver a los bosques como únicamente absorbentes o depósitos de carbón. Los bosques son el hogar de las comunidades locales y de los pueblos indígenas. Son lugares con gran biodiversidad.

Actualmente la definición de los bosques usada en la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) no distingue los bosques naturales de plantaciones.  Es importante, que esta definición equivocada está fijada para asegurar que los actuales problemas asociados con LULUCF no afecten negativamente el resultado en las acciones de mitigación de los bosques. 

En las acciones relativas en los bosques deberíamos plenamente reconocer y garantizar el derecho de los pueblos indígenas.  Debería ser fortalecida la participación de las comunidades locales y pueblos indígenas en el manejo de los bosques.  En este sentido, esperamos ver un fuerte lenguaje en el nuevo texto revisado.

No vemos acciones relativas a los bosques como una parte de algún futuro mecanismo de desarrollo limpio.  Las acciones de mitigación de los bosques deberían asegurar la soberanía nacional, control sobre las actividades relativas y no deberían estar basados en proyectos. Cada país en desarrollo debería presentar un plan nacional de acción para el apoyo internacional.

Señora presidenta, estamos muy preocupados porque vemos que REDD está siendo usado para promover un nuevo mecanismo de mercado y un nuevo mecanismo de compensación que permite a los países desarrollados trasladar sus compromisos de mitigación sobre los países en desarrollo.

La financiación para las acciones de mitigación de los bosques debería venir de financiamiento público.  Todas las actividades de mitigación de los bosques incluyendo la construcción de capacidades, preparación y plena implementación deberían ser financiadas a través de un Fondo Multilateral Climático que debería ser establecido bajo la COP. El establecimiento de una ventana de financiamiento apoyado por un grupo de expertos o un comité debe asegurar un predecible, adecuado y acceso oportunamente a los recursos financieros para los países en desarrollo para la implementación del artículo 4.1 (d) de la Convención.

Los bosques no deberían ser el nuevo negocio del siglo XXI. Los mecanismos de mercado necesitan certeza y para obtener esto comenzamos a ver propuestas hacia el establecimiento del llamado derecho de carbono que puede conducirnos a la privatización de los bosques, pero también a la privatización de las tierras, ríos y la biodiversidad que están en los bosques.

Alentamos el apoyo de las acciones de mitigación pero realmente llamamos a todos los países a analizar de manera muy profunda las consecuencias de los mecanismos del mercado de carbono que son promovidos en relación para los bosques.

Bolivia considera que este tema es vital y que no debería ser resuelto en espacio fuera de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) y de este Grupo de Trabajo Ad-hoc sobre Cooperación a Largo Plazo (GTE-CLP).

Gracias