COMUNICADO DE PRENSA (Ver en formato PDF)

Cancún, México (10/12/10) – A tiempo de que las horas finales de la Conferencia COP16 se acercan, los representantes de los países más afectados por el cambio climático se reunieron para hacer un llamado a los países desarrollados “para hacer lo que es correcto” a través del cumplimiento de un ambicioso segundo período de compromisos del Protocolo de Kioto y proporcionando ayuda nueva y adicional para la adaptación y mitigación al cambio climático.

Bruno Sekoli, Presidente de los Países Menos Desarrollados (LDCs), dijo: “La situación para nosotros es extremadamente desesperada. Nuestros países ya están luchando por su sobrevivencia. Tuvalu podría ser barrido bajo el agua en cualquier momento. Es muy preocupante imaginar lo que sucederá dentro de diez años al ritmo actual de emisiones”.

Sekoli destacó la importancia de mantener y ampliar el Protocolo de Kioto: “Tenemos un mecanismo, el Protocolo de Kioto, que fue desarrollado y en el que se invirtió durante largo tiempo y que sigue siendo el único documento sobre la mesa. Podemos mejorarlo a través de enmiendas, pero para los países menos desarrollados no es válido cualquier esfuerzo para trabajar en contra de él”.

Tosi Mpanu Mpanu, Presidente del Grupo Africano, dijo que 75 a 100 millones de personas en África se enfrentan a la escasez de agua y que las cosechas podrían caer en un tercio para el año 2025.

“Hago un llamado a los países desarrollados para hacer lo que es correcto. Ellos nos han mostrado en muchas ocasiones liderazgo político, económico e incluso militar. Es tiempo de que muestren un liderazgo climático haciendo lo que es correcto “, dijo Mpanu.

Mpanu destacó la importancia de un acuerdo vinculante diciendo: “Un nuevo paradigma basado en un acuerdo del que sólo se toma nota no mantiene segura al Africa. No es nada más que una promesa “.

Realizando un llamado al Japón después de su rechazo público a un segundo período de compromisos del Protocolo de Kioto, Mpanu dijo: “Entiendo que Japón tiene una fuerte tradición de honor. Si el honor es importante para ellos, no deben deshonrar su compromiso con el Protocolo de Kioto”.

Pablo Solón, Embajador de Bolivia y miembro del grupo ALBA de América Latina concluyó: “Aquí tenemos a los países que son los que más sufrirán si no existen compromisos firmes para reducir las emisiones y las temperaturas globales. Las finanzas deben basarse en fondos nuevos y adicionales que realmente deben ir a las personas que están sufriendo y a los gobiernos que tienen que responder a los graves impactos del cambio climático.”

“Lo que hoy día se decida en esta conferencia afectará especialmente a los países que están representados aquí. Hacemos un llamado a los países desarrollados para que consideren seriamente el impacto de sus decisiones,” dijo Solón.