PROTEJAMOS Y SALVEMOS A NUESTRA MADRE TIERRA Y LOS PUEBLOS DEL MUNDO

Considerando:

Que los dos documentos aprobados sin consenso bajo la forma de “Decisión” con respecto al Protocolo de Kioto y los Acuerdos de Largo Plazo, en la Conferencia de Países numero 16 (COP 16) en Diciembre de 2010 en Cancun-Mexico, no cuentan con el respaldo ni aprobación de los pueblos del mundo.

Que los documentos aprobados sin consenso en la plenaria de la Conferencia de Países en Cancún establecen que el segundo período de compromiso de reducción de gases de efecto invernadero incorporará las ofertas voluntarias de los países ricos con las cuales solo se hará una reducción de 14% de los gases que emiten estos países con el grave riesgo que con ese porcentaje se incrementará la temperatura en el mundo en un promedio global de 4 a 5 grados centígrados, con incrementos de entre 7 y 8 grados en la Amazonía y en las zonas áridas de América del sur, de entre 6 y 8 grados en África y Asia, y entre 5 y 6 grados en otros continentes.

Que dichos incrementos elevados de temperatura generan los siguientes impactos:

1. Se producirán e incrementarán los riesgos de incendios.

2. Se perderán cultivos, plantas, semillas y diversidad agro biológica y biodiversidad en general.

3. Las cosechas de arroz disminuirán en más de 30% principalmente en Asia, las cosechas de maíz y trigo se reducirán hasta en un 40%¸ generando hambruna y desnutrición en cientos de millones de personas principalmente en África, Asia y América.

4. Disminuirá hasta en un 70% el agua de escorrentía en África, Sudamérica y el Mediterráneo,

5. Subirá el nivel del mar en algunas regiones más de 1 metro, siendo aún mayor en latitudes bajas, en las islas tropicales, afectando a mas de más de 600 millones de personas que viven a en las islas y costas, y de manera directa y grave a mas de 150 millones, quienes sufrirían inundaciones y desastres.

6. Desaparecerán los glaciares de Sudamérica incluyendo los nevados de Bolivia.

7. Se incrementará la frecuencia y gravedad de las sequias,

8. Las regiones de los polos, la capa de hielo de la Antártida occidental podría derretirse generando un incremento del nivel del mar en 3,3 metros, existiendo un 60% de probabilidad de deterioro irreversible de la capa de hielo de Groenlandia lo que podría implicar un incremento de hasta 7 metros del nivel del mar en algunas regiones.

9. Se agravarán los ciclones, huracanes, sequias, heladas e inundaciones, los llamados desastres naturales o eventos extremos afectarán gravemente a nuestras poblaciones, destruyendo la economía, la producción y las personas. Más de 1.000 millones de personas serían expulsadas por estos graves impactos y se convertirían en migrantes climáticos implicando graves problemas de servicios básicos, empleo y generando pobreza en las ciudades y en áreas rurales.

10. Más de 3.000 millones de personas, es decir, más del 40% de la población mundial vivirá en zonas con escasa disponibilidad de agua

Que, los países en vías de desarrollo no hemos contribuido a crear esta crisis climática producto del enriquecimiento desmedido de los países desarrollados en base a un modelo capitalista depredador y destructivo de la madre tierra, y sin embargo según el documento aprobado en Cancún, nos obligan a realizar acciones y proyectos para reducir, evitar y remover gases de efecto invernadero, cuando no es nuestra responsabilidad hacerlo pues esta es más bien obligación de los países ricos.

Que, todas las acciones o proyectos de desarrollo que hagamos en nuestros países en vías de desarrollo y que estén relacionadas con la generación de energía renovable, disminución de gases y otros, serán examinados , evaluados y valorados por un sistema internacional de Consulta y Análisis de expertos aunque dichos proyectos y acciones los hayamos realizado con nuestros propios recursos económicos en base a nuestros propios esfuerzos nacionales, sometiéndonos de esta manera a un examen y evaluación permanente, calificando si nuestras acciones y proyectos son o no son significativos. Es decir, las victimas del cambio climático seremos examinados por los victimarios.

Que, se ha creado un sistema de mercado de bonos de carbono a nivel mundial haciendo que en base a nuestra biodiversidad y nuestros bosques se apliquen títulos llamados bonos de carbono a la manera de concesiones forestales, inmovilizando nuestros recursos forestales e impidiendo que podamos regular o legislar sobre ellos pues estos bonos se vincularían directamente a Tratados y Acuerdos de libre comercio, con el grave riesgo de someter nuestros recursos a decisiones de mercado no regulado ni controlado, enriqueciendo a intermediarios y comerciantes de bonos.

Que el sistema de mercado de emisiones y absorciones de gases mediante bonos o certificados será usado por los países desarrollados para cumplir sus compromisos de reducción de gases de efecto invernadero. Es decir, usaran nuestros bosques y nuestros esfuerzos de mitigación comprando bonos de carbono para que la cantidad de gases que absorban o remuevan nuestros bosques, les sirva a los países ricos a restar sus emisiones. De esta manera los países desarrollados evitaran la responsabilidad histórica que tienen de hacer reducciones domésticas, es decir, en sus países, trasladando más bien dicha responsabilidad a nuestros países pobres.

Que con los documentos aprobados sin consenso se establece que los países en vías de desarrollo deberán elaborar e implementar estrategias nacionales forestales, planes nacionales forestales, sistemas forestales de monitoreo para la conservación de los bosques como depósitos y absorbedores de carbono y para el manejo integral de bosques en base a guías, manuales y regulaciones aprobados por un organismo de la Conferencia de Naciones Unidas, quitándonos así soberanía para legislar, planificar y regular nuestros bosques en base a nuestros propios criterios, guías y principios. De esta manera los estados de países en vías de desarrollo pierden control soberano sobre la planificación y regulación de los bosques y la ceden a organismos internacionales.

Que los países desarrollados tienen la obligación de proveer recursos financieros y tecnología a los países en vías de desarrollo para que estos últimos podamos hacer acciones de mitigación y de adaptación al cambio climático tal como lo establece la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático y que los documentos aprobados sin consenso en Cancún establecen, más al contrario que, para que los países en vías de desarrollo accedan a recursos financieros, tienen que realizar primero acciones de mitigación, es decir de reducción de gases, limitación de emisiones de gases y remoción o absorción de gases a través de nuestros bosques. De esta manera, el documento aprobado en Cancún claramente establece que si los países pobres necesitamos recursos financieros primero nos condicionaran a realizar acciones de mitigación que sean “significativas”, con lo cual someteremos nuestros países a exámenes y monitoreo permanentes de parte de organismos internacionales sobre nuestros proyectos aunque estos los hagamos con nuestros propios recursos financieros.

Que los países desarrollados han acordado no proveer sino “movilizar” 100 billones de dólares para financiamiento destinado a países en vías de desarrollo a partir del año 2020 y que estos recursos no serán donaciones ni aportes a fondo perdido, siendo más bien créditos en más de 40% y recursos provenientes de mercados de carbono en más de 30%. Es decir los países ricos han decidido que los países pobres tenemos que prestarnos plata de ellos y viabilizar los mercados de carbono con los cuales harán negocios. De esta manera seremos los países pobres y no los países ricos, los que proveeremos los recursos financieros.

Que los países desarrollados tienen la obligación de proveer tecnología a los países en vías de desarrollo para que podamos adaptarnos al cambio climático y podamos hacer acciones de mitigación, y que la transferencia de tecnología debe incluir la eliminación de todas las barreras, licencias y patentes y derechos de propiedad intelectual sobre esta tecnología. Y que el documento aprobado en Cancún no ha considerado, ni siquiera mencionado, y más bien ha eliminado todos los textos que ya existían sobre el tema de derechos de propiedad intelectual, licencias y patentes, demostrando así que los países ricos no tienen voluntad de permitirnos acceder a la tecnología necesaria para afrontar el cambio climático y que más bien pretenden que compremos esta tecnología haciendo del problema climático un buen negocio.

Que no se ha permitido incluir referencia alguna a la necesidad de crear un sistema de justicia climática para juzgar y sancionar a los que destruyen el planeta, un sistema de consulta a los pueblos sobre el cambio climático como es el referéndum climático, un reconocimiento de los derechos de la madre tierra y la armonía con la naturaleza, un reconocimiento a la problemática de los migrantes climáticos, un límite real al incremento de temperatura y compromisos claros de reducción de gases en el largo plazo que deberían ser del orden del 100% para 2050.

Que las propuestas de la Primera Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático y Derechos de la Madre Tierra realizada en Abril de 2010 en Cochabamba, Bolivia, no han sido incluidas en los documentos aprobados en Cancun.

Que el sistema capitalista mundial, basado en la explotación y destrucción de la madre tierra, en la sobre explotación de la naturaleza y de los seres humanos, en la concentración de riqueza en pocas manos a costa de generación de pobreza, es la causa estructural principal del deterioro del cambio climático y que este sistema depredador y enriquecedor de pocos se ha consolidado con los documentos aprobados en Cancún.

Que tenemos la responsabilidad moral, ética e histórica como pueblo boliviano de denunciar estos documentos aprobados en Cancún como un atentado grave a la madre tierra y a la humanidad, advirtiendo que quienes los reconocieron y apoyaron , quienes los firmaron o avalaron con su silencio serán responsables por los efectos que se producirán en el planeta y en nuestros pueblos.

La Primera Cumbre Social del Medio Ambiente, Agua y la Madre Tierra del Departamento de Chuquisaca-Bolivia, RESUELVE:

1. Desconocer los documentos aprobados sin consenso en la Conferencia de Países 16 sobre Cambio Climático (COP16) porque atentan los derechos de la madre tierra y atentan contra la sobrevivencia del planeta y la humanidad.

2. Apoyar plenamente a nuestro presidente el Hermano Evo Morales Ayma por no aprobar los documentos de la COP 16 de Cancún.

3. Apoyar todas las acciones que nuestro hermano presidente Evo Morales Ayma realice a nivel mundial, pidiéndole que explique y difunda en el mundo los graves peligros que tienen estos documentos aprobados sin consenso en Cancún México.

4. Solicitar a nuestro Presidente Evo Morales se convoque a la Segunda Conferencia Mundial de los Pueblos Sobre Cambio Climático y Derechos de la Madre Tierra para que los pueblos del mundo analicemos los peligros de los documentos aprobados irresponsablemente en Cancún y determinemos acciones a seguir para proteger y salvar a la madre tierra y la humanidad.

5. Desconocer, criticar y denunciar severamente a quienes tenían la obligación moral de observar y aclarar al mundo los peligros de estos documentos aprobados en la COP 16 aprobándolos con su silencio cómplice y dejando a su hermano país y a los representantes y portavoces de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático y Derechos de la Madre Tierra marginados y excluidos de la discusión de manera antidemocrática.

¡LA MADRE TIERRA NO SE VENDE,

SE AMA Y SE DEFIENDE!

Sucre – Bolivia, 17 de diciembre de 2010